El hombre armado que mató a seis personas en un templo Sikh en el sur de Wisconsin era un ex militar de Estados Unidos, dijo un funcionario judicial, mientras que una agente de control de grupos extremistas indicó que el atacante tenía vínculos con agrupaciones racistas.

El sospechoso, identificado como Wade Michael Page, disparó y mató a seis personas e hirió gravemente a tres -incluido un oficial de policía- el domingo en un templo Sikh de Wisconsin, mientras fieles se preparaban para un servicio religioso. La policía, que acudió a un llamado, disparó y mató al atacante.

El ataque se produjo apenas dos semanas después de que un hombre armado matara a 12 personas en una sala de cine en Aurora, Colorado, donde se exhibía la nueva película de Batman, “The Dark Knight Rises.”

Wade Michael Page

En enero del 2011, un hombre armado mató a seis personas en una ataque durante un evento de la legisladora Gabrielle Giffords en Tucson, Arizona. Giffords recibió un disparo en la cabeza pero sobrevivió.

Los sikh estadounidenses dicen que suelen ser blanco de hostigamiento, y ocasionalmente de ataques violentos, desde el ataque del 11 de septiembre del 2001 contra Estados Unidos a causa de sus coloridos turbantes y barbas.

Los ataques del 2001 fueron llevados a cabo por musulmanes ligados al grupo militante Al Qaeda liderado por Osama bin Laden. Los sikh no son musulmanes pero muchos estadounidenses no conocen la diferencia, dijeron miembros de la comunidad sikh.

Algunos testigos del tiroteo de Wisconsin dijeron que el sospechoso tenía un tatuaje conmemorando los ataques del 2001. Las autoridades confirmaron que tenía tatuajes pero dijeron que no sabían exactamente qué ilustraban.

Hay unos 500.000 o más sikh en Estados Unidos pero la comunidad de Wisconsin es pequeña, de unas 2.500 a 3.000 familias, dijeron miembros locales.

La fe sikh es la quinta más grande del mundo, con más de 30 millones de seguidores. Cree en un Dios y en que la meta en la vida es tener una existencia ejemplar.

El templo en Oak Creek fue fundado en octubre de 1997 y posee una congregación de 350 a 400 personas.

“Estas personas iban a la iglesia. Dos semanas atrás, eran personas que iban a ver una película. ¿Dónde terminará esto?”, dijo Ray Zirkle, quien vino de Racine, Wisconsin, con su esposa a encender velas cerca del lugar del tiroteo.

Contenido Relacionado: http://www.surflorida.com/p/otro-penoso-accidente-tiroteo-en-wisconsin-deja-al-menos-7-personas-muertas/

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*