VenezolanosMiles de venezolanos se reunieron el domingo en el centro de La Pequeña Habana para unirse a sus compatriotas en una serie de mítines alrededor del mundo reiterando sus acusaciones de fraude y rechazando los resultados de las elecciones celebradas el pasado mes de abril y en las que fue declarado como ganador el presidente Nicolás Maduro.

Bajo un mar de banderas venezolanas rojas, azules y amarillas, y en medio de coros de “fraude”, los manifestantes llenaron una parte de la Calle 8 del SW al oeste de la Avenida 12, mientras orador tras orador denunciaban la votación y sus resultados oficiales.

Los organizadores dijeron que protestas similares se estaban celebrando el mismo día en más de 60 ciudades por todo el mundo, como Nueva York, Los Angeles, San Juan de Puerto Rico, Ciudad México y Guadalajara, Bogotá, Río de Janeiro, Buenos Aires, Montevideo, Lima, Londres, Bruselas, Fráncfort y Lisboa.

María Conchita Alonso, la actriz y cantante nacida en Cuba y criada en Venezuela, dijo que los mítines representan un esfuerzo de la a veces fragmentada oposición venezolana para presentar un frente unido en las demandas de fraude en las elecciones del 14 de abril.

“Esta es la primera vez que la oposición política de Venezuela y la oposición de a pie como yo estamos de acuerdo de que el 14 de abril hubo fraude”, manifestó Alonso, una de los organizadoras de las protestas mundiales, a El Nuevo Herald en Miami.

Bajo el fallecido presidente izquierdista Hugo Chávez y su sucesor elegido a dedo Maduro, Venezuela se ha convertido en “una colonia cubana”, agregó. “Y hay que sacarlos del poder de cualquier manera”.

También se encontraban en el mitin de Miami el alcalde Luigi Boria y el administrador Joe Carollo, ambos del Doral, una ciudad con una gran población venezolana. Participó además Tomás Regalado, alcalde de Miami, así como varios líderes del exilio cubano y miembros de la Brigada 2506 que invadió la isla en 1961.

Las manifestaciones callejeras tuvieron la intención de destacar las acusaciones de fraude en la votación presidencial y presionar para que la Organización de Estados Americanos, con sede en Washington, intervenga para preservar la democracia en el país petrolero sudamericano.

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela, favorable a Chávez, declaró a Maduro, un ex líder sindical, ganador de las elecciones presidenciales de abril por un 1.5 por ciento. El candidato opositor Henrique Capriles acusó de inmediato de un fraude y exigió un recuento de los votos.

Maduro se juramentó como presidente el 19 de abril, pero Capriles ha seguido desafiando el resultado. El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela rechazó la semana pasada una apelación de Capriles, quien prometió entonces llevar las acusaciones de fraude a los organismos internacionales.(El Nuevo Herald)

 

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*