Freddy GarcíaLos Marlins de Miami han estado moviendo pero de a poco los últimos días y han efectuado algunas firmas de peloteros con contratos de liga menor, que pueden estabilizar el equipo, que aún sigue sin tener forma y que genera más rumores que noticias.

El equipo de la Pequeña Habana firmó al ex mariscal de campo de los Dolphins Pat White, en una firma que va a ayudar más a llenar el anecdotario local que al equipo a ganar algún partido, también firmaron a Matt Downs, proveniente de los Astros, a Kevin Slowey que proviene de los Indios, a Chad Qualls que llega desde Pittsburg y a Mitch Talbot al que desempolvaron y que tiene que hacer una largo viaje desde la liga de Korea.

Talbot y Slowey son lanzadores abridores que han ganado algunos partidos en liga mayor y que pueden estar en lo que llamamos el ascensor para darle un poco de profundidad al pitcheo de los peces. Por su parte Chad Qualls tiene mucha experiencia como relevista e incluso ha llegado a ser cerrador en sus años con Arizona, pero eso son tiempos idos y sus producción a los 33 años ha bajado tremendamente y tiene poco que ofrecer a los Marlins, salvo su experiencia.

Matt Downs perece el más cercano a quedarse con el equipo grande, su capacidad de jugar cualquier posición de infield y hasta ser un jardinero ocasional, le vendría muy bien a Mike Redmond. Su bate no es de temer, pero viniendo del banco puede hacer algún daño al pitcheo contrario.

Bob AbreuY mientras estas firmas pasan un entrevista que le hicieran a Ricky Nolasco molestó a la gerencia de los Marlins, el lanzador dijo “seré canjeado antes de la fecha límite para los cambios directos” y aunque todos sabemos que podría estar fuera mucho antes que eso, a la gente de la oficina de los peces no le agradó que él lo dijera.

Nolasco acapara casi el 33% de la nómina de los peces con su contrato de 11 millones de dólares, por supuesto que quieren salir de él y nada tiene que ver con su producción como inocentemente comentó lanzador diestro.

Además se corren rumores de que la gente de Bobby Abreu y Freddy García se habrían acercado a los Marlins. Graciá aún puede ganar partidos en grandes ligas, un probable cambio de ambiente a la nacional, podría revitalizar la carrera de una lanzador que tiene mucha maña y veteranía.

El caso de Abreu tiene otras consideraciones, el venezolano tendría que aceptar un bajón importante en sus aspiraciones, salariales y de tiempo de trabajo, para ser un jardinero eventual y bateador zurdo viniendo desde el banco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*