Uribe VelezEl ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe acusó  al “dictatorial” gobierno venezolano de proteger en su territorio a los máximos cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a quienes responsabilizó de ordenar el atentado dinamitero que dejó el martes dos muertos y 50 heridos en Bogotá.

Uribe, quien participó en la XVI Conferencia Bianual del Consejo Nacional Cubanoamericano (CNC), en Miami, dijo temer que el terrorismo esté recuperando terreno en su país y cuestionó las pretensiones del presidente Juan Manuel Santos de salir a negociar con los movimientos subversivos que habían quedado derrotadas militarmente durante su gobierno.
El ex mandatario también pronunció duras palabras contra el presidente venezolano Hugo Chávez, acusándolo de convertir a Venezuela en un “paraíso” para el narcotráfico y de asumir el papel de máximo protector de la guerrilla.
“Yo llego este martes a la clínica a saludar a la familia del periodista herido gravemente por las bombas […]”, comentó Uribe. “En ese momento veo las calles de Bogotá con sangre, veo unos ciudadanos en la clínica, otro en una sala de velación y dije: “Saber que quienes pusieron estas bombas tienen a sus cabecillas, a los responsables mayores de estas bombas, refugiados en el territorio de Venezuela, y protegidos por la dictadura de Venezuela”.
Las autoridades colombianas están investigando el atentado contra el ex ministro del Interior y de Justicia Fernando Londoño, quien se recupera en una clínica de Bogotá de las heridas que sufrió en el ataque con una bomba adherida a su vehículo y ha atribuido el hecho a las FARC.
Las FARC son consideradas grupos terroristas por Estados Unidos y la Unión Europea y organizaciones policiales han declarado que obtienen gran parte de su financiamiento a través del narcotráfico.

“Venezuela se ha convertido bajo la dictadura de Chávez en un paraíso del narcotráfico”, sentenció Uribe en una rueda de prensa sostenida después de su intervención en la conferencia realizada durante jueves y viernes en Miami.

El evento realizado bajo el título Los hispanos en el futuro de Estados Unidos se centró el viernes en el creciente peso del voto hispano en la política estadounidense, los retos de la educación en la economía global y la reforma al sistema de la salud.
En sus declaraciones a los medios, Uribe criticó fuertemente al gobierno de Santos, acusándolo de permitir el gradual fortalecimiento de la guerrilla colombiana.

“¿Cómo puedo yo guardar silencio si el terrorismo quiere recuperar terreno en mi país, y mi gobierno, el gobierno de Colombia [bajo Santos], en vez de defender a los colombianos con una acción contundente contra el terrorismo se dedica a defender su imagen”, expresó.
También atacó las intenciones de Santos —quien fue su ministro de Defensa— de hacer uso del gobierno revolucionario de Caracas para tratar de mediar con las agrupaciones beligerantes colombianas, señalando que Chávez es una de las principales razones detrás de la supervivencia de los movimientos armados.

“Sabemos que la dictadura de Venezuela es cómplice del terrorismo. ¿A quién se le ocurre buscar al cómplice del terrorismo como mediador para negociar con el terrorismo?”, preguntó.

Afirmó que Venezuela se ha convertido en un “paraíso del narcotráfico” por la creciente presencia del tráfico de drogas, además de que muestra un elevado índice de asesinatos y secuestros al pasar de cerca de 4,000 homicidios en 1998, “cuando la dictadura fue elegida”, a unos 19,000 en el 2011.

Al ser preguntado por qué califica al gobierno venezolano de dictadura, explicó que cuando se expropia a la empresa privada, se derrochan los recursos, no se respeta a la libertad de prensa y “la va conculcando paso a paso”, se “manipula la justicia y la pone a ser indulgente con la criminalidad, ahí se va configurando una dictadura con disfraz de elecciones”.
Asimismo, Uribe acusó al gobierno de Caracas de convivir en sociedad con el narcotráfico y de convertir el país petrolero en el mayor puente en los envíos de droga hacia Europa y Estados Unidos.

“Cuando se adoptó la interceptación [de vuelos] en Colombia, al año siguiente, ya en el radar de Naciones Unidas se mostraba que la mayoría de los vuelos ilegales habían salido del espacio aéreo de Colombia y se habían ido al espacio aéreo de Venezuela”, comentó Uribe .

“Todos los días sabemos de esa creciente presencia del narcotráfico en Venezuela”, agregó tras criticar en duros términos el buen estado de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Santos y Chávez.

Añadió que la penetración del narcotráfico en el régimen venezolano fue corroborado por las recientes denuncias del ex magistrado venezolano Eladio Aponte Aponte, quien se encuentra actualmente colaborando con las autoridades estadounidenses. Las declaraciones de Aponte, según Uribe, ilustran el grave problema político por el que atraviesa Venezuela.

“Ratifican que en Venezuela se ha dado ya una de las características de la dictadura, que es la eliminación de la justicia y la manipulación para que la justicia tape los delitos del régimen”, explicó.

Por otro lado, las declaraciones de Aponte también ratifican la información que fue recuperada en las computadoras del abatido líder de las FARC, Raúl Reyes, y los hallazgos obtenidos al final de su gobierno luego de que los organismos de seguridad colombianos lograran obtener fotos de los campamentos de la guerrilla en suelo venezolano.

Uribe recordó que su gobierno elevó esas denuncias ante la Organización de Estados Americanos (OEA).
“Y hoy me pregunto: ‘¿Qué pasó con esas denuncias? ¿Por qué el gobierno colombiano las dejó morir?’” expresó. (Antonio Mar{ia Delgado/El Nuevo Herald)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*