Teófilo StevensonEl tricampeón olímpico de boxeo Teófilo Stevenson, considerado el más grande boxeador aficionado de la historia, murió hoy en La Habana de un infarto cardíaco a los 60 años de edad.

Stevenson alcanzó todos los títulos de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA), siendo tricampeón olímpico y mundial; ganó 301 de los 321 combates celebrados a lo largo de 20 años en el ring, recordó el portal Cubadebate.

Al retirarse en 1988 pasó a trabajar en la Federación de Boxeo y en la Comisión Nacional de Atención a Atletas Retirados y en Activo del INDER (Instituto Nacional de Deportes).

Nacido en Las Tunas el 29 de marzo de 1952 en el seno de una familia humilde, radicada en las cercanías del Central Delicias (hoy Antonio Guiteras), fue el primogénito del matrimonio formado por el inmigrante Teófilo Stevenson Pearson, oriundo de la isla antillana de San Vicente, y la cubana Dolores Lawrence.

El primer combate de Stevenson ocurrió a los 14 años, en 1966. Peleó en la división de 71 kilogramos en un cartel efectuado en un ring ubicado junto a las gradas del estadio de béisbol Julio Antonio Mella, en Las Tunas, actual capital provincial.

El inexperto muchachón perdió por puntos ante Luis Enríquez, un peleador que ya había celebrado cerca de 20 combates.

Tras positivas experiencias en lides de las categorías menores, ganó el título nacional juvenil en 1968 y un año después, perdió cerrada decisión en la pelea por la corona de los pesos completos ante Gabriel García, de Pinar del Río; en el máximo evento de este deporte en Cuba, el Torneo Playa Girón.

El entrenador soviético Andrei Chervonenko, que en ese entonces trabajaba con la preselección cubana de boxeo, se percató de las excepcionales condiciones del jovencito color ébano y propuso incorporarlo al grupo elite que se preparaba para los principales compromisos internacionales de Cuba en el deporte de los puños.

En 1970 comenzó el largo reinado nacional de Stevenson y un año después, en los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia, ganó la medalla de bronce, al caer por decisión dividida 3-2, ante el norteamericano Duane Bobick, conocido como la Esperanza Blanca.

El desquite fue histórico, porque 12 meses después, en los Juegos Olímpicos de Munich, en Alemania, Stevenson se inscribió con letras de oro en el boxeo amateur mundial, cuando virtualmente destrozó al gigantón norteño y se erigió monarca absoluto de los pesos completos.

La brillante trayectoria de este boxeador lo llevó a obtener todos los títulos de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA), con tres coronas olímpicas (Munich 1972, Montreal 1976 y Moscú 1980) e igual número en Mundiales (La Habana 1974, Belgrado 1978 y Reno, Nevada, 1986).

En los 20 años en el ring, 14 de ellos como estrella indiscutida, enfrentó a muchos púgiles de calidad, pero el que le resultó el más difícil de todos, fue el soviético Igor Visotski, quien lo derrotó en dos ocasiones, sin que tuviera oportunidad de conseguir el desquite. (IPS).

Contenido Relacionado: http://www.surflorida.com/p/teofilo-stevenson-el-rival-negado-de-muhammad-ali/

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*