twittercubanoEstados Unidos defendió  el éxito del “twitter cubano” que promovió en la isla y que según sus datos alcanzó hasta 70.000 usuarios.

“En un momento hubo hasta 70.000 cubanos participando y compartiendo puntos de vista. Eso es un éxito, no un fracaso”, dijo hoy en Miami a la agencia dpa Mark Feierstein, subdirector de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid por sus siglas en inglés), divulgó DPA.

Según una investigación, la Usaid estaba secretamente detrás de la red social ZunZuneo, parecida a la popular Twitter y que funcionó en Cuba a través de mensajes de telefonía móvil entre 2009 y 2012.

“Cuando uno trabaja en un ambiente represivo como Cuba, tiene la obligación de proteger a la gente que está apoyando, porque los cubanos se arriesgan al comunicarse entre ellos”, defendió Feierstein el carácter “discreto pero público” del programa, del que estaba al tanto el Congreso de Estados Unidos.

“Tenemos la obligación de protegerlos y de operar discretamente en estos ambientes represivos”, afirmó Feierstein, que estuvo hoy en Miami presentando un programa de la Usaid con el cantante colombiano Carlos Vives.

Aunque Washington niega que ZunZuneo fuera una actividad encubierta o de inteligencia, los medios estatales cubanos citaron la noticia como prueba de que Estados Unidos promueve la “subversión” contra el gobierno de Raúl Castro.

Cuba y Estados Unidos están enfrentados desde hace más de medio siglo por motivos ideológicos.

“Lo que desde hace tiempo estamos haciendo en Cuba, y es bien sabido, son programas por la democracia debido al ambiente represivo que hay allí. Lo que estábamos creando en este caso es una plataforma electrónica para que los cubanos se pudieran comunicar entre ellos, porque sabemos que no tiene el acceso a la información que hay en Colombia, Argentina o Estados Unidos”, citó Feierstein como ejemplos.

El objetivo del “twitter cubano” era llegar a cientos de miles de usuarios para poder ser usado en el futuro como una herramienta para organizar concentraciones de personas o acciones sociales convocadas a través de las nuevas tecnologías.

“Todos sabemos que los cubanos no disfrutan de derechos humanos básicos de los que se disfruta el resto del mundo. Hemos tenido desde hace tiempo programas de apoyo a la sociedad civil y al pueblo cubano en su esfuerzo por luchar por la democracia, por los derechos humanos y por expresarse libremente”, aseguró Feierstein.

Los medios estatales cubanos, sin embargo, reiteraron las acusaciones que hace tradicionalmente el castrismo al gobierno Estados Unidos. Varios apuntaron también a un discurso en el que el presidente Raúl Castro aseguró el 1 de enero que en Cuba había “intentos de introducir sutilmente plataformas de pensamiento neoliberal”.

“Era una plataforma. No estábamos generando contenido político de ningún tipo en esa plataforma. Estábamos dejando que los cubanos lo hicieran por sí mismos”, afirmó el jueves Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado. “Promovemos la libertad de expresión en Cuba. Eso no es un secreto”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*