Un animal perece ahogado por las inundaciones de Isaac en New OrleansLas inundaciones persistían el domingo en el distrito Plaquemines y más de 200.000 clientes de la compañía eléctrica se sofocan de calor por la falta de electricidad, cinco días después de que el huracán Isaac azotó la zona.

Además, hay miles de personas que todavía están en refugios o viviendo con amigos o familiares.

“Mi familia está dividida”, dijo Angela Serpas, que vive en Braithwaite, una zona que quedó gravemente inundada. Serpas y su hija se están quedando con familiares mientras su esposo e hijo están en Belle Chasse, un área suburbana del distrito.

“Esta es la segunda vez que perdemos nuestra casa. La perdimos también con Katrina”, agregó.

Al menos siete personas murieron a causa de Isaac, cinco de ellos en Luisiana y dos en Misisipí.

Se prevé que el presidente Barack Obama visite Luisiana el lunes, un día antes de la Convención Nacional Demócrata. El candidato presidencial republicano Mitt Romney visitó el estado el viernes.

También había señales de recuperación en muchas partes. Los trabajadores regresaron a las plataformas marítimas de producción de gas y petróleo, la electricidad llegó para cientos de miles y el Festival de la Decadencia del Sur, una celebración anual del orgullo gay, se realizó en el barrio Francés.

Aunque la tormenta tocó tierra el martes, los residentes siguen padeciendo sus estragos días después.

Buena parte de Nueva Orleáns tiene energía eléctrica, pero los trabajadores siguen lidiando con árboles caídos y líneas de energía cortadas.

Al norte de lago Pontchartrain, cerca de una comunidad llamada Bush, se retiró la alerta de evacuación obligatoria y se implementó una evacuación voluntaria luego de que las autoridades estabilizaron una esclusa del canal de la desviación del río Pearl. Sin embargo, los funcionarios dijeron que había posibilidades de que se desbordara el río Pearl del oeste.

Gran parte de Plaquemines, una zona vulnerable de tierra que se adentra en el Golfo de México, al sureste de Nueva Orleáns, está 1,5 metros (5 pies) bajo el agua, informó el presidente distrital de Parish, Billy Nungesser. Para muchos, el daño que ocasionó Isaac es peor que el que dejó Katrina en 2005.

Las comunidades suburbanas que están más al norte también tenían problemas. Cerca del lago Pontchartrain, las autoridades del distrito San Tammany vigilan puntos de potenciales problemas en los canales fluviales que hizo crecer el huracán.

La secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano se reunió el domingo con autoridades de Misisipí y planeaba hacer lo mismo con funcionarios de Luisiana. (AP)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*