Desempleados en PREl posible aumento en 2015 del salario mínimo federal a 9 dólares la hora que propuso el presidente estadounidense, Barack Obama, afectará, en el caso de hacerse efectivo, al 30 % de los empleos en Puerto Rico, medida que preocupa a la patronal de la isla caribeña.

La propuesta dada a conocer por Obama durante su discurso sobre el Estado de la Unión acapara la atención mediática en Puerto Rico, donde desde julio de 1995, por medio de la Ley 84, cualquier aumento del salario federal es aplicable en la isla caribeña.

La patronal local, la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), reaccionó al anuncio de Obama al recordar a través de un comunicado que cuando en 2007 el Congreso de Estados Unidos aprobó aumentar el salario federal la medida afectó, aproximadamente, al 6 % de la fuerza laboral del país norteamericano.

La AIPR subraya que en Puerto Rico la iniciativa, sin embargo, afectó al 30 % de los remunerados en el Estado Libre Asociado con el salario mínimo federal, cifra que según la patronal se mantiene en 2013.

La consecuencia inmediata será el aumento de costos para hacer operaciones de manufactura en Puerto Rico, en especial para pequeñas y medianas empresas, según la AIPR.

La patronal recomienda al Ejecutivo local que en el caso de hacerse realidad la subida en 2015 prepare ayudas para pequeñas y medianas empresas, que a juicio de la AIPR serán necesarias para asegurar la solvencia de esas compañías y evitar despidos.

José Alameda, catedrático de Economía de la Universidad de Puerto Rico, señaló a Efe que las pequeñas empresas son las que sufrirán más la medida de hacerse efectiva, al tener que elevar los salarios de empleados sin cualificación y con baja productividad laboral.

Sostuvo que la medida puede afectar también a muchos empleados públicos de municipios y que las empresas se verán forzadas a subir a su vez las remuneraciones de los trabajadores que ahora perciben 9 dólares la hora.

Alameda subrayó que Estados Unidos y Puerto Rico viven realidades muy diferente y que además la isla caribeña atraviesa en estos momentos por una difícil situación económica que arrastra desde hace más de 5 años.

Sobre el asunto se pronunció la presidenta del Centro Unido de Detallistas, Enid Monge, para quien los pequeños negocios pueden sufrir un duro golpe con esa medida, además de recordar que la última subida del salario mínimo federal, en 2009, provocó en Puerto Rico el cierre de negocios, despidos y reducción de jornadas.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, Pablo Figueroa, la medida, sin embargo, puede convertirse en un desafío y una oportunidad para que se ponga en marcha en la isla un plan estratégico que impulse la economía local.

La clase política reaccionó a la propuesta de Obama y el jefe del Ejecutivo local, Alejandro García Padilla, dijo que su Gobierno cuenta con un plan de creación de empleo dirigido a impulsar la economía al que no debe afectar el aumento del salario mínimo federal.

García Padilla presentó el pasado fin de semana la Ley de Empleo Ahora, norma que trata de dar respuesta a la promesa electoral del gobernador, en el cargo desde el pasado 2 de enero, de crear 50.000 empleos como medida de choque para paliar la difícil situación por la que atraviesa Puerto Rico, con un desempleo cercano al 14 %.

Datos difundidos por la prensa local señalan que el 50 % de los asalariados en Puerto Rico están incluidos en el grupo que percibe entre los 7,25 dólares del salario mínimo actual y los 9 dólares.

Obama propuso al Congreso en su discurso sobre el Estado de la Unión del pasado martes aumentar el salario mínimo progresivamente hasta los 9 dólares la hora en 2015, frente a los 7,25 actuales.

“Si trabajas a tiempo completo no deberías estar en la pobreza”, dijo el mandatario durante su discurso. (EFE)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*