La ciudad de Sunrise, en el condado de Broward, es desde hoy la segunda ciudad de Florida que prohíbe la venta de marihuana sintética, comercializada en la calle como Spice o Mr. Nice Guy, entre otros nombres llamativos que se suelen utilizar.

La prohibición Marihuana sintética entró en vigor después de que este martes los comisionados de la ciudad aprobaran por unanimidad penalizar la venta de esta substancia, que hasta ahora se adquiría legalmente como incienso de hierbas en gasolineras y otros establecimientos.

En mayo pasado, la ciudad de Sweetwater, en el condado de Miami-Dade, fue la primera en aprobar una ordenanza que prohíbe la venta de la marihuana sintética, comercializada también como K-2, Genio, Fuego de Yucatán, Krypto del rey, Señor buena gente, Magia roja, Medicina de arándano y Supermofeta.

Fumada, según los expertos, la marihuana sintética puede producir alucinaciones, náuseas, aceleración cardíaca, ansiedad y, en casos extremos, la muerte.

Otras ciudades del estado como Deerfiel Beach, Pompano Beach, Davie y Tamarac podrían en fechas próximas votar a favor de prohibir también su venta.

Preocupa especialmente la incidencia de esta substancia entre los estudiantes. Un informe del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas señaló en diciembre de 2011 que uno de cada nueve estudiantes en el último año de bachillerato había consumido marihuana sintética, la segunda droga de mayor uso entre los adolescentes, tras la marihuana natural.

El alcalde de Sunrise, Mike Ryan, declaró que la marihuana sintética es un “cóctel de venenos que se fabrica en una bañera o u almacén” y que se necesita una “legislación federal y estatal para afrontar este asunto”.

La ordenanza de Sweewater prohíbe la venta de todo tipo de incienso que no se presente en forma de varilla y, cualquier persona que sea descubierta vendiendo esta substancia en polvo u hojas afronta una multa de 500 dólares diarios y hasta penas de cárcel.

Las autoridades de Sunrise estudian también prohibir la manufactura y venta de la denominadas “sales de baño”, otra droga sintética que se sospecha que pudo haber utilizado Rudy Eugene, conocido como el “caníbal de Miami”, quien en mayo devoró gran parte del rostro del indigente Ronald Poppo en una rampa de una autopista de la ciudad.

La Policía continúa investigando si el agresor, que fue abatido a tiros por un agente, actuó bajo los efectos de esta substancia que convierte a quienes la consumen en personas muy agresivas, según los expertos. (EFE)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*