Canelo-MayweatherPara Floyd Mayweather Saúl Canelo Alvarez, la elección de su rival del 14 de septiembre entró esta semana en una verdadera encrucijada de incierto final y que ha servido para alimentar los rumores sobre las consecuencias que provocaron los malos números de PPV en la pelea de Floyd ante Robert Guerrero.

Las señales son inocultables. Antes del pasado 4 de mayo, todos sabíamos que para Canelo se negociaba la batalla contra Miguel Angel Cotto para ese día 14. También sabíamos que Floyd no tenía mucho interés en cruzar guantes con el joven campeón mexicano y se daba como un hecho que enfrentaría a Amir Khan. El guión de las negociaciones así estaba establecido, sin embargo, en forma coincidente a los rumores de fracaso comercial en los números de la primera pelea del multimillonario contrato de Mayweather con la cadena Showtime, las cosas cambiaron. Golden Boy Promotions reconoció que iniciaban conversaciones para que el 14/9 se enfrentaran Floyd y Canelo.

Desde nuestra perspectiva, esa pelea (Floyd vs. Canelo) no estaba previsto que ocurriera tan temprano. Es natural imaginar que si el mexicano pierde, su derrota afecta el negocio y lo mismo sucede si el vencido es Mayweather. ¿Qué ocurrió entonces? Posiblemente lo obvio, Showtime no tiene rollo como para arriesgar un fracaso mayor y exige que en el próximo PPV al ring suban los rivales que garanticen buenos números de audiencia. Y eso parece ser lo que está sucediendo esta semana, porque lo que nadie debe dudar es que hubo pérdidas y no por una mala venta, sino por la astronómica cifra que gana Floyd en cada pelea.

Los números de Floyd Mayweather vs. Robert Guerrero, no fueron ideales

Los números actuales de lo que arrojó el Mayweather-Guerrero llegan a 950.000 hogares, a los que deben sumarse pequeñas compañías que lo comercializan por sistemas de cables no tradicionales y que permitirán llegar al millón de hogares lo cual debe ser considerada una excelente venta. Por la simple regla de multiplicar costo de boleto por cantidad de hogares, tenemos un total superior a 60 millones de dólares de recaudación incluyendo las entradas de boletería al evento. Pero, si observamos los costos que generó esa batalla, incluyendo la bolsa de los peleadores, los gastos de promoción, los porcentajes de ganancia de las compañías de cable y satélite, además de toda lo que consume una producción de ese volumen, nos da una idea del tamaño de las pérdidas. Las estimo en más de 15 millones de dólares, aclarando que es una suposición personal.

Y la pregunta es lógica: ¿Están dispuestos a seguir perdiendo? Por increíble que parezca, en este mundo del entretenimiento no siempre la pérdida es pérdida ni la ganancia es ganancia. Tener exclusivo en su pantalla al número uno del segundo deporte de mayor audiencia, para Showtime ya es una ganancia que repercute en toda su programación. O sea, lo que se pierde por un lado, a veces, se gana por el otro. Pero es solo una teoría, también vale aclararlo.

Lo único cierto es que el negocio montado alrededor de Floyd Mayweather no empezó bien y las tres empresas involucradas en ese negocio, como en los juegos de cartas, están barajando para repartir nuevamente los naipes. ¿Qué ocurrirá? Difícil predecirlo, pero veamos los escenarios más probables luego de esta intrincada incógnita. Antes recordemos que Floyd Mayweather es mejor negociante que boxeador y que su primaria y lógica intención es ganar dinero sin arriesgar. Y el producto principal de todo este entramado es precisamente el Rey Libra por Libra

ESCENARIO 1

Floyd Mayweather enfrenta a Amir Khan en Inglaterra. Es cierto que perderá audiencia en América, pero romperá los récords en Europa donde Khan es ídolo y además, tiene un enorme contrato con otra compañía líder: Sky Sports que sería parte de la millonaria pelea. La batalla además, sería parte del PPV de Canelo Alvarez vs. Miguel Angel Cotto, en el MGM Grand que ya fue reservado por GBP para el 14 de septiembre. GANADOR: Golden Boy Promotions porque Canelo será estelarista y tendrá su primer PPV, con el respaldo de Mayweather. Mejor imposible.

ESCENARIO 2

Saúl Canelo Alvarez y Floyd Mayweather en un mismo programa en Las Vegas. En este caso, todo pasa por convencer a que los manejadores de Canelo acepten que sea protagonista del primer respaldo, posiblemente bajo promesa o contrato firmado de que en una fecha del futuro cercano habrá sí un evento que los enfrente a ambos (Floyd y Canelo). De todas maneras es difícil articular un plan que permita a todos ganar en este escenario, el costo será muy alto. GANADOR: Floyd Mayweather, que garantiza un respaldo de lujo para su cartelera si aspira a que la misma supere por lo menos el millón y medio de hogares, puede enfrentar a un rival de poco cartel y reserva a Amir Khan para el siguiente PPV, ya que en principio el británico habría puesto objeciones para pelear el 14/9 debido a que el impase por el mes del Ramadán (julio) afectaría su preparación.

ESCENARIO 3

Floyd Mayweather vs. Saúl Canelo Alvarez. Es el menos probable de los escenarios. No es conveniente para Floyd, a quien le convendría esperar antes de cruzarse con Canelo y dejar que primero el mexicano se desgaste probando que puede encabezar grandes eventos fajándose con oponentes de primer nivel. Tampoco le conviene a Canelo, por el riesgo de perder y romper su verdadero ascenso en el arranque mismo.  GANADOR: SHOWTIME: En principio le conviene a Showtime, que podría superar fácilmente los dos millones de hogares con un exitoso PPV. La pregunta es si es conveniente recuperar lo perdido en septiembre, pero arruinar el futuro del negocio, haciendo pelear entre sí tan temprano a sus mayores figuras.

CONCLUSION

Es imposible apostar por lo que sucederá luego de las negociaciones que se producen en estos días. Como en todos los deportes, siempre es más difícil administrar el futuro luego de una derrota que después de una victoria. Y la primera realidad es que el pasado 4 de mayo Floyd Mayweather ganó su pelea y una enorme bolsa, pero con los números a la vista no todos terminaron con una sonrisa de oreja a oreja. Por esa razón llegó la hora de medir cada paso, porque es verdad que Showtime parece ser el gran perdedor, pero no olvidemos que tanto Floyd como Golden Boy Promotions apostaron todas sus fichas a esa cadena. Si le va mal a uno hoy, les ira mal a todos mañana. Seguramente esa debe ser la consigna bajo la cual se está conversando y a todos nos mantienen expectantes. ¿Habrá Mayweather vs. Canelo el próximo 14 de septiembre? Esta vez prefiero no apostar. (Bernardo Pilatti/ESPN)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*