Quienes salieron de paseo este fin de semana largo de celebración de la independencia de Estados Unidos- alrededor de 37.5 millones de personas, según cifras de la Asociación Americana Automotriz – se pudieron dar cuenta de que el precio de la gasolina se ha reducido de manera considerable. Es el más bajo en una década.

A pesar de que, para estas fechas, el promedio nacional de $2.23 representa el más bajo que se ha presentado en doce años, en el sureste del país el precio del combustible representó el descenso más agudo en 13 años. Este 4 de julio los automovilistas pagaron un promedio, en Florida, de $2.15, es decir, 9 centavos menos que hace un año, y la tarifa más reducida desde 2004, según estadísticas de la AAA.

El precio promedio diario de gasolina en Florida es el más bajo desde noviembre de 2016. Además, el promedio estatal del costo del combustible ha experimentado un declive a lo largo de 31 días consecutivos (del 3 de junio al 4 de julio), con un total de 23 centavos de reducción en el precio.

Las áreas más costosas para comprar gasolina son West Palm Beach-Boca Raton ($2.26), Miami (2.24) y Fort Laudardale ($2.22). Las zonas donde se consigue el combustible más barato son Tampa-St.Petersburg-Clearwater ($2.02), Orlando ($2.05) y Bradenton-Sarasota-Venice ($2.09).

Pero estas buenas noticias, de acuerdo con los expertos de la AAA, no se van a mantener por mucho tiempo. “Desafortunadamente estos precios llegaran muy pronto a su fin. Estamos entrando en un periodo de 6 semanas en el que la demanda es la más intensa del año. Los conductores podrían ver un incremento de 5 a 10 centavos en las próximas semanas”, puntualizó Mark Jenkins.

Además, el mercado del crudo ha subido durante toda la semana pasada, después de que se registrara un descenso a 100.000 barriles al día en la producción doméstica. También Baker Hughes Inc, empresa especializada en recursos energéticos, reportó que se redujeron los pozos de exploración petrolera en Estados Unidos. Estas reducciones no son muy significativas, según los expertos, pero sí suficientes para generar un alza en el precio del combustible.

Este lunes se cotizó a $47.07 el barril, lo que representa una subida consecutiva del precio a lo largo de diez días.

Lea la noticia completa en Diario Las Americas

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*