**La residente del Sur de la Florida venció a la bielorrusa Victoria Azarenka, con parciales 6-2, 2-6-, 7-5, en partido jugado en Flushing Meadows, Nueva York. obteniendo su cuarto Abierto de EU y su 15 torneo Grand Slam.

Serena Williams conquistó el Abierto de tenis de Estados Unidos al derrotar en la final de la edición 2012 a la bielorrusa Victoria Azarenka,  en partido jugado en Flushing Meadows, Nueva York.

Williams, cuarta favorita (N.4) en esta edición del US Open, logró su 15 torneo de Gran Slam. El primero lo ganó a los 17 años, precisamente el Abierto neoyorquino, reseñó AFP.

Serena WilliamsSerena se une así a su hermana Venus Williams y a la alemana Steffi Graf como las únicas mujeres que han ganado en el mismo año los Gran Slam de Wimbledon y Estados Unidos, además de la medalla de oro de los Juegos Olímpicos.

Azarenka, número uno mundial y primera preclasificada del torneo, había llegado a la final tras vencer a la rusa Maria Sharapova (N.3) por 3-6, 6-2, 6-4, mientras Serena superó a la italiana Sara Errani (N.10) por 6-1, 6-2.
Williams selló su victoria al cabo de 2 horas y 18 minutos, 66 de los cuales los empleó en un último set en el que vino de atrás 3-5 para empatar luego de un quiebre, asegurando las últimas dos mangas con su fuerte servicio.
Tras rubricar su triunfo, la estadounidense se arrodilló en el cemento con los brazos en alto, exclamando en voz alta: “Oh mi Dios, mi dios, mi dios, lo hice, lo hice”, y luego fue a abrazarse con su hermana y su madre en las gradas.
“Honestamente, no puedo creer que haya ganado”, dijo Williams, que con 30 años se convirtió en la segunda campeona de más edad que gana el Abierto neoyorquino.

“Yo estaba preparando ya mi discurso para el segundo puesto. Estoy muy sorprendida. Es grandioso”, acotó la norteamericana, que por el título 45 de su carrera se lleva ahora un cheque de 1,9 millones de dólares.

El pasado año Williams perdió la final ante la australiana Samantha Stosur, luego de una complicada temporada afectada por problemas de salud de Australia en 2011, tras un año de problemas de salud.

En tanto, en el otro extremo de la cancha, Azarenka lloraba sin consuelo, tapándose el rostro con una toalla.

La rubia bielorrusa tuvo la victoria en sus manos y la dejó escapar al no aprovechar los 45 errores no forzados de Serena, que compensó su errático juego con un servicio de 13 aces y 77% de efectividad, además de 44 tiros ganadores contra apenas 13 de su rival. (Agencias)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*