VisaLa embajada de Estados Unidos en Caracas informó el martes que reanudó la emisión de visas a los venezolanos que la soliciten por primera vez luego de una suspensión motivada por limitaciones de personal tras la expulsión de varios funcionarios consulares y los retrasos del gobierno de Venezuela en la expedición de visados para nuevos empleados.

“Un grupo de oficiales consulares llegó recientemente a la embajada de Estados Unidos en Venezuela, luego de haber recibido sus respectivas visas. Aunque aún no se cuenta con el personal completo, la embajada ya puede asignar un número limitado de nuevas citas para solicitantes de visas de turismo… por primera vez”, dijo la Unidad de Visas de No-Inmigrante de la embajada en un comunicado.

La visa de visitante es para personas que deseen ingresar a Estados Unidos de manera temporal por negocios, placer o tratamiento médico.

“A medida que nuevos oficiales estadounidenses reciban la visa apropiada para viajar a Venezuela, la embajada espera poder ofrecer cupos adicionales para citas de visa”, indico el escrito divulgado el martes en su página en internet.

 

El anuncio se produjo cinco semanas después de que la embajada informó que ya no aceptaría citas para los que solicitan visa por primera vez porque no tenía personal suficiente tras la expulsión de tres funcionarios consulares por orden del presidente Nicolás Maduro en febrero y la demora de su gobierno en autorizar la llegada de otros funcionarios.

En las semanas previas, la embajada sólo atendió solicitudes de visa de venezolanos que la tramitaban por primera vez en casos de emergencia y la de aquellos que habían sido citados con anterioridad.

Los venezolanos tuvieron la alternativa de gestionar la visa turística “en otras embajadas o consulados estadounidenses en el extranjero” siempre y cuando demostrasen que mantenían “lazos fuera de los Estados Unidos en su solicitud, independiente del lugar” donde se realizase el trámite. Además era posible renovar las visas que no habían estado vencidas más de un año.

Maduro expulsó en febrero a tres diplomáticos estadounidenses a los que acusó de haber propiciado las violentas protestas antigubernamentales que han sacudido Caracas y otras ciudades y que hasta el presente ha dejado 41 muertos, 674 heridos y unos 2.285 detenidos, de los cuales 175 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales, según la Fiscalía General.

El gobierno del presidente estadounidense Barack Obama dijo que las acusaciones eran “falsas” y el 24 de febrero Washington decidió la expulsión de tres diplomáticos venezolanos en reciprocidad. Ambos países no tienen embajadores desde 2010.

En octubre Maduro había expulsado a la encargada de negocios de la embajada estadounidense en Caracas y a dos funcionarios que ocupaban la secretaría adjunta para asuntos políticos de la misión diplomática y el viceconsulado, alegando que estaban en supuestas actividades de conspiración.

El gobernante también echó en marzo de 2013 a dos agregados militares estadounidenses señalados presuntamente de adelantar planes de desestabilización del gobierno. Washington respondió de manera recíproca y expulsó a cinco funcionarios diplomáticos venezolanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*