romney-obamaEl presidente Barack Obama y el republicano Mitt Romney se embarcarán esta semana en una serie de viajes por estados muy disputados electoralmente en momentos en que ambas campañas intercambian críticas por la inestabilidad en Medio Oriente y la situación de la economía.

Los dos candidatos buscan también acercarse a varios grupos que podrían definir el resultado electoral, desde trabajadores blancos en estados como Ohio y Wisconsin, hasta hispanos en la Florida y los televidentes de una popular cadena en español.

El demócrata Obama y el repúblicano Romney han buscado destacar sus posiciones en política exterior en momentos en que la atención está en los disturbios en Medio Oriente tras la difusión de un video antimusulmán, el cual derivó en el allanamiento a varias sedes diplomáticas de Estados Unidos y el asesinato de varios estadounidenses, entre ellos el embajador en Libia.

La campaña de Romney ha destacado los eventos en Egipto y Libia como evidencia de una debilidad en seguridad nacional en el gobierno de Obama. Susan Rice, embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, defendió al mandatario el domingo en programas televisivos de comentarios y dijo que esas críticas son “una acusación muy vacía e infundada de debilidad (gubernamental)”.

Romney y Obama también se han criticado acerca de China: cada uno acusa al otro de respaldar políticas que enviarían empleos estadounidenses al extranjero. El ex gobernador de Massachusetts difundió un anuncio televisivo la semana pasada en el que ataca a Obama por “fallarle a los trabajadores estadounidenses” e ignorar las prácticas comerciales desleales de Beijing.

Por su parte, Obama respondió con un anuncio que acusa a Romney de enviar puestos de trabajo a China cuando laboró en el sector privado.

Obama arranca el lunes en Ohio una semana de gira con escalas en Cincinnati y Columbus. El presidente recaudará dinero el martes para la campaña en Nueva York, a lo que seguirán eventos en Florida el jueves, en Virginia el viernes y en Wisconsin el sábado, estados donde Obama ganó en los comicios de 2008.

Es el primer viaje del mandatario a Wisconsin en meses y su promoción más intensa ante los votantes allí desde que Romney agregó a Paul Ryan, representante de este estado, como su compañero de fórmula. Wisconsin no ha votado por un candidato presidencial republicano desde Ronald Reagan en 1984.

El itinerario de Romney incluye escalas para recaudar fondos en el área de Los Angeles el lunes junto con un intento por granjearse a votantes latinos, lo cual incluye un discurso ante la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos y una entrevista con la cadena Telemundo, que transmite en español. La misma cadena entrevistó a Obama la semana pasada.

Se espera que Romney acuda a eventos de recaudación de fondos en Utah y Texas antes de dirigirse a Florida para otros eventos similares a lo largo de la semana.

Las dos campañas han competido vigorosamente para atraer votantes en ocho estados que probablemente decidirán la elección: Ohio, Florida, Virginia, Iowa, Nueva Hampshire, Colorado, Nevada y Carolina del Norte.

Romney pasó varias horas en un hotel del área de Boston en una reunión con asesores, lo que desató conjeturas de que se prepara para los próximos debates presidenciales. El primero se llevará a cabo el 3 de octubre en Denver.

El aspirante republicano había planeado un mitin en Pueblo, Colorado, más tarde el domingo, pero el evento fue cancelado después de que un avión pequeño se estrelló en el aeropuerto allí. (AP)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*