Las negociaciones para cerrar un acuerdo sobre el límite de deuda en Estados Unidos vuelven a enquistarse. El titular de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, anunció  que su partido no acepta el programa de recorte de gasto y aumento de impuestos propuesto por Obama y se retirará de las negociaciones con la administración demócrata. 

El anuncio ha sido un duro revés para un Obama al que se le agota el tiempo. El presidente norteamericano, visiblemente molesto, reprochó que los republicanos no acepten un «pacto extraordinariamente justo».   .

La intención de Obama de subir los impuestos ha sido el principal obstaculo que ha paralizado la rueda del acuerdo.  Si el Congreso y la Casa Blanca no logran acordar un plan que incremente el techo de la deuda antes del 2 de agosto el país entrará en cesación de pagos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*