Mitt Romney se aseguró la nominación republicana para disputar la presidencia tras obtener la victoria en las primarias de Texas. Dijo sentirse honrado y agradecido de ser ahora el candidato que enfrentará al presidente Barack Obama en las elecciones generales de noviembre.Romney expresó su confianza en sus posibilidades de llegar a la Casa Blanca.  Mitt Romney

Un conteo de The Associated Press muestra que Romney superó el martes los 1.144 delegados necesarios para obtener la candidatura presidencial de su partido. Los primeros resultados muestran que Romney tuvo una victoria aplastante en Texas.

En una declaración posterior a su victoria, afirmó que el partido se ha unido detrás de un solo objetivo después de una fase de primarias que lo dividió.

Agregó que está consciente de los retos que tiene por delante, pero que él y la ciudadanía no se conformarán con nada menos que hacer que Estados Unidos sea una nación próspera y llena de puestos de trabajo.

Se trató de un triunfo a la resistencia de un candidato que se quedó corto hace cuatro años y que tuvo que luchar duro este año, cuando los votantes tuvieron que elegir de entre muchos aspirantes del Partido Republicano.

Romney alcanzó la cumbre del proceso de nominación sobre la base de mensajes constantes de preocupación por la economía de Estados Unidos, una organización de campaña interna que eclipsó a las de sus adversarios republicanos, y una recaudación de fondos que solo fue superada por su ahora oponente demócrata en las elecciones generales de noviembre, el presidente Barack Obama. (AP)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*