Reserva federalLa Reserva Federal inició su primera reunión de 2012 en medio de indicios de que la política monetaria que ha mantenido por tres años ha contribuido a la reactivación económica de Estados Unidos tras la peor recesión en casi ocho décadas.

El Comité de Mercado Abierto, que dirige la política monetaria, dará a conocer sus decisiones mañana a las 17.30 GMT, y unas dos horas después el presidente de la Reserva, Ben Bernanke, ofrecerá una conferencia de prensa.

La Reserva Federal ya ha anunciado que mantendrá hasta mediados de 2013 su política monetaria que tiene la tasa de interés de referencia en menos del 0,25 % desde diciembre de 2008, de modo que la expectativa en los mercados en si el banco central procederá con sus otras medidas de estímulo y a qué ritmo las aplicará.

El banco central estadounidense ha adquirido 2,3 billones de dólares de títulos hipotecarios y bonos del Gobierno en dos rondas de intervención desde 2009.

En septiembre pasado anunció que vendería 400.000 millones de dólares en bonos de corto plazo para adquirir un monto similar en bonos de más largo plazo, un programa que apunta a contener los costos del empréstito para empresas y consumidores.

Algunos analistas de mercados esperan que la Reserva Federal inicie una tercera ronda de estímulo en abril, y más son los que están seguros de que la pondrá en marcha antes de mediados de año.

En el último trimestre de 2011 la actividad económica de EE.UU. creció a un ritmo anualizado del 3 % después de haber marcado una tasa anualizada del 1 % en los tres meses anteriores, según los cálculos de la mayoría de los analistas. El Gobierno dará su informe sobre el producto interior bruto (PIB) el viernes próximo.
Las compras de los hogares crecieron a un ritmo anual del 2,4 % entre octubre y diciembre, comparado con un ritmo del 1,7 % en el trimestre anterior.

En la segunda mitad del año pasado las empresas añadieron 853.000 empleos, comparado con los 782.000 en los seis meses anteriores y la tasa de desempleo en diciembre cayó al 8,5 %, la más baja en casi tres años.

El índice de precios de consumo (IPC) de EE.UU. subió un 3 % el año pasado, el mayor incremento en los últimos cuatro años, después de que en 2010 el alza fuera del 1,5 por ciento.

Si se excluyen los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, la inflación subyacente en 2011 fue del 2,2 %, levemente por encima de lo que la Reserva Federal considera como un aumento de precios saludable y aceptable.

Aunque el aumento del IPC en todo el año fue el doble que en el año anterior, los datos mensuales muestran una desaceleración de la inflación, que en junio marcaba un ritmo anual del 3,9 % antes de que empezaran a bajar los precios de la energía.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*