Jesse MenocalApenas unas horas después de su nombramiento, al nuevo jefe interino de la policía de Sweetwater le salió un viejo esqueleto del armario.

 Hace 28 años, Jesús “Jesse” Menocal fue rechazado como candidato al Departamento de Policía de la Ciudad de Miami, tras ser implicado en un caso de distribución ilegal de drogas, según un informe de 1985 revelado el jueves por el programa Prohibido Callarse de CNN Latino.

 El jueves en la mañana el alcalde José M. Díaz anunció el nombramiento de Menocal a la jefatura de Policía de la atribulada Ciudad. Menocal, que ya había sido jefe de ese cuerpo policial en los años 1990, reemplaza a Roberto Fulgueira, quien dimitió tras ocho años en el cargo.

El Departamento se encuentra bajo una investigación del FBI, incluyendo alegaciones de corrupción publica y abuso de la fuerza por parte de sus oficiales.

 Menocal fue degradado de rango y de la jefatura de la policía de Sweetwater en el 2003 por el entonces alcalde Manny Maroño, poco después de haber referido un caso de presunta brutalidad policial a la fiscalía estatal. Maroño fue acusado de presenciar la golpiza de un joven de 18 años por parte de algunos oficiales.

En agosto Maroño fue arrestado por el FBI tras una investigación de corrupción pública. Se declaró no culpable en corte federal la semana pasada.

En 1982 Menocal presentó su solicitud para ingresar al cuerpo policial de Miami pero no fue aceptado. De acuerdo con Menocal, en ese entonces recibió una carta del departamento informándole que en ese momento había candidatos más calificados.

Pero según el informe revelado el jueves, fruto de una investigación liderada por el entonces teniente Miguel Exposito, existía “suficiente evidencia para indicar que el solicitante presentaría un riesgo en posición de oficial debido a su relación con un traficante de drogas”.

Ese traficante de drogas era en realidad un informante de la unidad de narcóticos que participaba en una investigación dirigida al hermano gemelo de Menocal, Ignacio Menocal, quien era agente del Departamento de Policía de Miami.

“Nuestro interés, en realidad, era Ignacio Menocal, no Jesús”, dijo el jueves Exposito, quien fue jefe de la policía de Miami entre el 2009 y el 2011. “Pero Jesús surgió en la conversación con el informante”.
De acuerdo con el reporte, el informante acudió a la Policía de Miami con alegaciones de que Ignacio Menocal había recibido entre $10,000 y $15,000 por devolverle a un traficante un alijo de cocaína que había sido robada a un comprador. Entonces, los investigadores decidieron grabar conversaciones entre Ignacio Menocal y el informante. Al proponerle un trato al oficial, este dijo que no estaba dispuesto, pero sugirió que contactaran a su hermano, Jesús Menocal.

Jesús Menocal inicialmente aceptó ser el guardaespaldas del supuesto traficante de drogas durante las transacciones, y organizar el robo de drogas a uncomprador, según el documento. Más tarde, Jesús Menocal canceló el plan, alegando que había presentado su solicitud para ser oficial de policía y que no quería meterse en problemas.

“Eso por supuesto nos dio suficiente información para descartarlo como candidato”, declaró Exposito, quien dijo haber monitoreado las conversaciones grabadas durante la investigación. “No podíamos contratar a alguien que estuviera dispuesto a hacer algo así”.

 Exposito aseguró que le habia entregado una copia del informe de la investigación a un oficial de Sweetwater durante el proceso de contratación de Menocal como policía de la Ciudad.

Menocal fue empleado por Sweetwater en 1986, tras haber trabajado dos años como agente del Departamento Estatal de Prisiones. Su hermano Ignacio fue contratado en Sweetwater posteriormente.
El jueves por la tarde Menocal restó importancia al informe y a las declaraciones de Exposito. Sostuvo que no se enteró de la investigación y que nunca ha sido acusado o interrogado por actos ilícitos.

 “Yo he dedicado mi vida al orden público y no he sido cuestionado jamás”, dijo Menocal, de 53 años y quien ha trabajado en el Departamento de Sweetwater por 27 años. “Y las declaraciones sobre la supuesta investigación vienen de Exposito, que no es un personaje muy confiable”.

Tanto Menocal como Díaz cuestionaron la repentina aparición del informe y sugirieron que podría tratarse de un ataque por parte de los adversarios políticos del alcalde.

“Creo que esos son golpes bajos de la oposición que siente que ha perdido el control absoluto que solían tener en la Ciudad”, dijo Díaz, quien busca ganar en las urnas en el 2015 el cargo que ocupó tras el arresto de Maroño. “Están tratando de desprestigiar en la comunidad a las personas que yo nombre”.

Exposito negó las alegaciones.

“Yo no conozco al alcalde Díaz… y mi interés en Sweetwater es cero”, dijo enfáticamente. “Simplemente, a mí me contactaron para participar en el show [ Prohibido Callarse, con Roberto Rodríguez Tejera] y acepté porque yo había hecho esa investigación hace tantos años”.

Un productor de CNN Latino Miami confirmó a el Nuevo Herald que había contactado a Exposito.
Menocal, por su parte, dijo que le parece raro que el informe nunca haya salido a la luz durante los años de su jefatura en la policía de Sweetwater bajo el mandato de otros alcaldes, entre 1995 y el 2003.
“Si yo era tan malo y estaba tan sucio, ¿Por qué no me arrestaron o me cuestionó una agencia estatal o federal? ¿O por qué no sacaron ese informe años atrás?”, declaró. “No entiendo porque se ensañan contra el nuevo alcalde porque él no me contrató, él sólo me ascendió”.

El nuevo jefe ha sido instructor por 25 años en la academia de policía y el Miami Dade College. Declaró que le parece extraño que Exposito haya enviado a sus oficiales a instruirse con él por años, aun sabiendo sobre la existencia del informe.

Exposito declaró el jueves que fue precisamente por esa razón que la policía de Miami inició su propia academia, en el 2009.

“No queríamos que personas con un pasado cuestionable entrenaran a nuestros oficiales”, dijo. Mientras tanto, Menocal aseguró que tiene mayores preocupaciones que la aparición del informe. Dijo que su meta es limpiar el Departamento de Policía, salpicado por recientes escándalos.

 “Queremos tratar de quitar la nube negra que se ha plantado sobre este departamento”, insistió Menocal. “Busco traer mas transparencia y justicia, y que la gente sepa que estamos aquí para protegerlos”. (El Nuevo Herald)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*