El Servicio Postal de los EE.UU. no podrá hacer un pago de $5.5 mil millones que debería hacer este miércoles al gobierno federal por concepto de prepago de los gastos de salud de sus retirados a menos que el Congreso haga algo para ayudar a resolver la situación.

Las autoridades postales han dicho que están preparándose para los efectos que tendrá esa falta de pago y también expresaron que no podrán hacer el pago de $5.6 mil millones que se vence el 30 de septiembre.

Post OfficeSólo el Congreso federal tiene facultades para ayudar al servicio de correos. El Senado aprobó una ley en Abril para aliviar la situación, pero la Cámara de Representantes en pleno todavía no la ha considerado.

El servicio de correos tiene problemas económicos y ha reportado varios trimestres con pérdidas multimillonarias debido a la recesión, menos correo de primera clase y mayormente por el mandato del Congreso que les obliga a prepagar en un período de diez años los beneficios de cuidado de salud para sus retirados en los próximos setenta y cinco años. Este prepago asciende a más de cinco mil millones mensuales.

En una declaración hecha este lunes el Servicio de correos expresó que “El Servicio Postal no hará el prepago para beneficios de los futuros retirados a la Tesorería. Esta acción no tendrá ningún efecto material en las operaciones del Servicio Postal”.

Los sindicatos de empleados postales dicen que los problemas de liquidez del Servicio de Correos provienen de ese mandato del Congreso sobre los beneficios de salud. Ellos quieren que el congreso retire el mandato y que suspendan los recortes que se están preparando en el servicio de correo. Frederic Rolando, Presidente de la Asociación Nacional de Carteros comentó que “Esta falsa ‘falta de pago’ ha servido de retórica para aquellos que quieren desmantelar el Servicio Postal, especialmente aquellos que por razones ideológica o competitivas quieren que se privatice”.

Los sindicatos también señalan que ninguna otra entidad privada o pública tiene que prepagar beneficios de salud de sus retirados del futuro. Sin embargo, ni el proyecto de ley que aprobó el Senado ni el que se espera considere la Cámara presta atención al consejo de los sindicatos de poner fin a esos prepagos. De suceder esto el gobierno federal tendría aún un mayor déficit presupuestario.

El año pasado, el Congreso dio un respiro al Servicio Postal demorando el prepago para darles tiempo a los legisladores a pasar una ley de reforma. Pero el Congreso se ha demorado mucho. En abril, el Senado aprobó un proyecto de ley que aliviaba los prepagos de beneficios de salud extendiendo el tiempo para pagarlos. Además la medida permitiría cortar el servicio los sábados durante dos años después que se hagan barios estudios.

La Cámara de Representantes culpa al Servicios Postal por la falta de fondos por “no hacer todo lo posible por recortar sus costos bajo la actual ley”, según dijo el Representante Darrell Issa. Mientras tanto, el servicio de correos está consolidando 46 plantas durante el mes que viene, lo que afectará a cinco mil empleados. A los afectados se les ofrecerán otros empleos, pero algunos requieren mudarse de ciudad o estado.

El Servicio Postal se considera una agencia independiente y generalmente no recibe fondos de los contribuyentes. Sin embargo, ahora está funcionando con un préstamos de $12.7 mil millones hecho por la Secretaría del Tesoro.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*