Un nativo de Estados Unidos acusado de ser capo de un cartel del narcotráfico se declaró inocente de cargos de extorsión y drogas al día siguiente de ser extraditado de México. Armando Villarreal Heredia

Armando Villarreal Heredia es el principal acusado entre 43 personas mencionadas en un acta de instrucción de cargos de 2010 contra la organización de Fernando Sánchez Arellano, cuyo centro de operaciones está en Tijuana, al otro lado de la frontera de San Diego.

Villareal, alias el “Gordo” y nativo de San Diego, fue arrestado en julio por las autoridades mexicanas en la ciudad norteña de Hermosillo por pedido de la justicia estadounidense.

Las autoridades de ambos países dicen que Villareal respondía directamente a Sánchez Arellano, alias “El Ingeniero”, capo de un cartel más reciente pero más débil que el de Tijuana, que llegó a dominar buena parte del tráfico de México a Estados Unidos en la década de 1990.

Sánchez, de algo más de 30 años, es sobrino de los cuatro hermanos Arellano Félix, todos muertos o arrestados a partir de 2002.

Villareal, de 33 años, fue entregado al FBI el miércoles en la capital mexicana, según el procurador general. Estaba preso en una cárcel en Veracruz.

De ser condenado por cualquiera de los cargos de extorsión o drogas podría ser condenado como máximo a cadena perpetua, dijo el fiscal federal Todd Robinson.

Hasta la fecha, 38 personas se han declarado culpables como resultado de la llamada “Operación luz verde”. Confesaron asesinatos, secuestros, robos, asaltos, lavado de dinero y narcotráfico.

Entre ellos está Jesús Quiñones, un ex policía mexicano condenado por extorsión. Quiñones, como enlace internacional del procurador de Baja California, colaboraba estrechamente con las autoridades estadounidenses.

Se prevé que Carlos Cosme, identificado por Estados Unidos como miembro subalterno del cartel, se declarará culpable, aunque el acta de la corte no indicó los cargos. Su abogado Donald Levine no respondió de inmediato a un pedido de declaraciones.

Robinson dijo que Cosme se declarará culpable de extorsión y narcotráfico.

Cuatro acusados están prófugos. (The Associated Press)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*