El hombre desnudo que atacó brutalmente a otro – y en un momento dado trató de comerle la cara – antes de ser muerto a balazos por la policía fue identificado finalmente.

Fuentes de la policía  Rudy Eugene dijeron que el atacante era Rudy Eugene, de 31 años. Su nombre fue informado primero por WPLG ABC 10.

El nombre de la persona a la que lastimó gravemente Eugene permanece un misterio. El lunes, el hombre estaba aún en el Hospital Jackson Memorial, en condición crítica.

“Tenemos la esperanza de que pase este momento, por su bien, pero también para que nos diga lo que sucedió”, dijo el sargento Javier Ortiz, vicepresidente del sindicato de la policía de Miami. “Sólo él sabe”.

El espeluznante escenario, digno de un “canibal” surgió el sábado a eso de las 2 p.m. en el MacArthut Causeway, cerca de la rampa de salida a Biscayne Boulevard. Un policía de carreteras vio a los hombres y le gritó con su megáfono al atacante que retrocediera. Mientras tanto, una mujer que también vio lo que sucedía alertó a un policía.

Un testigo, Larry Vega, dijo a WSVN-Fox 7 que montaba su bicicleta en el MacArthur cuando vio a un hombre sacando con su boca pedazos de carne de la víctima.

Vega dijo que vio a un agente de la policía, quien se aproximó al atacante y le dijo que dejara al otro hombre. Pero el atacante siguió masticando. Vega dijo que incluso siguió haciéndolo después que el policía le disparó en una ocasión.

El policía disparó de nuevo, haciéndole varios impactos más y eventualmente matándolo.

El nombre del agente que hizo los disparos fatales no se ha dado a conocer.

Un video de seguridad del edificio adyacente de The Miami Herald capturó partes de la violencia mientras ambos hombres – uno muerto, el otro gravemente herido – yacían en la acera mientras llegaban varios policías.

La policía dijo que todavía necesita que algunos testigos cuenten lo que vieron.

“Sabemos que había muchas personas en el MacArthur Causeway”, dijo el detective William Moreno, portavoz de la policía, “y esperamos que den un paso adelante”.  (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*