Inmigracion

El  director del Departamento de Aviación de Miami-Dade,  Emilio González, viajó a Washingtona exigir que las autoridades federales aumenten de inmediato el número de inspectores de control de pasaportes en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) porque las colas de inmigración siguen siendo demasiado largas.

“Este aeropuerto es un importante puerto de entrada internacional”, dijo González durante una conferencia de prensa en MIA antes de partir. “Sigue siendo el segundo aeropuerto más grande en viajeros internacionales y el aeropuerto más grande de los Estados Unidos en carga aérea… y los números siguen creciendo”.

Las declaraciones de González subrayaron lo que sigue siendo una crisis en el MIA en el transporte aéreo, como la catalogó la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Miami, que asistió al evento. Decenas de miles de viajeros que llegan desde el extranjero a menudo deben de esperar largos periodos de tiempo en las colas de inmigración después de bajar de sus aviones. González dijo que en un caso, un grupo de viajeros tuvo que esperar 2 horas y media en la línea de inmigración antes de ser admitidos formalmente al país.

En diciembre pasado, González y funcionarios de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Miami anunciaron un plan para reducir el tiempo que los pasajeros internacionales tienen que esperar en la fila para ver a un inspector de control de pasaportes antes de ser admitido al país.

El 20 de diciembre último, González anunció que el departamento de aviación pagaría a CBP hasta $6 millones durante los próximos seis años para cubrir los costos de horas extras para que la agencia pudiera traer a más inspectores de inmigración en un intento de acortar las largas filas de viajeros en MIA. Pero González reconoció el lunes que el plan no está funcionando como se había previsto inicialmente debido a que el número de pasajeros internacionales que llegan a MIA va en aumento.

“Nuestras cifras son extraordinarias”, dijo González . “Necesitamos ayuda urgente con respecto a los inspectores de CBP que procesan a nuestros visitantes. Esto se ha convertido en una necesidad urgente”.

Citando detalles específicos, González dijo que MIA recibió un millón de pasajeros adicionales el año pasado y que si la misma tasa de crecimiento continua, el aeropuerto recibirá otro millón más de pasajeros este año.

“Y eso sin contar la Copa del Mundo o las nuevas líneas aéreas que han anunciado su presencia en MIA este año”, apuntó.

MIA espera funcionar como una especie de centro de tránsito para los pasajeros internacionales que vuelan a la Copa del Mundo en Brasil a partir de junio.

MIA recibió por lo menos 19.4 millones de pasajeros internacionales en el 2012, según estadísticas del aeropuerto.

González señaló que los funcionarios del aeropuerto habían recibido “numerosas quejas” de los operadores turísticos acerca de las largas colas en MIA.

Viajeros extranjeros entrevistados por El Nuevo Herald en MIA recientemente se quejaron de las largas colas de inmigración.

“Esperamos en línea un total de cerca de dos horas”, dijo Viviana Contardo, un turista chilena entrevistada el 19 de febrero.

Encuestas recientes del Condado Miami-Dade mostraron que una de las razones citadas por algunos viajeros para no volver a Miami es las líneas largas de inmigración en el aeropuerto.

“Necesitamos que el gobierno federal empiece a tratar a MIA como un bien nacional o nuestro crecimiento se va a detener, las esperas se van a hacer más largas y la gente va a buscar otros lugares a donde ir”, dijo González. (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*