El panameño Celestino “Pelenchín” Caballero se impuso ampliamente sobre el japonés Satoshi “La Bazooka” Hosono, por puntos, en fallo unánime, tras doce asaltos, y así defendió con éxito por primera ocasión su título mundial pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en uno de los combates estelares de la velada desarrollada en la noche del sábado en el Bunka Gym de Yokohama, Kanagawa, Japón.

Las tarjetas de los jueces expresaron en números la diferencia exhibida sobre el ring al decretar: Levi Martínez (Estados Unidos) 119-108, Roberto Ramírez Sr. (Puerto Rico) 119-108, y Wan-Soo Yuh (Corea del Sur) 116-111, todas a favor del campeón.

 Ni bien sonó la campana inicial, Caballero ejerció su dominio producto de su mayor estatura, alcance de brazos y la gran diferencia física entre ambos. Así, planteó el combate en la media y larga distancia con un firme jab zurdo que detuvo al japonés cada vez que intentaba dar el paso al frente. Sumado a su característica línea boxística, la precisión de sus envíos y sus veloces derechas cruzadas, “Pelenchín” fue ganando terreno en aumento con el correr de los rounds.

A pesar de que por momentos el panameño le cedió la iniciativa, impedido de avanzar, y carente de respuestas, el local fue creciendo en frustración con el transcurso de los minutos. Pero su sufrimiento fue aún peor en el sexto capítulo, cuando Caballero conectó sus contundentes uppercuts al mentón con que lo tuvo sentido y cerca de irse al suelo.

 Con el cómodo dominio del campeón, y ante la falta de oposición que encontraba en el japonés, el combate fue cayendo en el desorden en los segmentos sucesivos, donde se abusaron de los amarres y los clinchs, aunque siempre con las derechas ascendentes y cruzadas del panameño que le permitían seguir extendiendo su ventaja.

 En el décimo, Hosono recibió el correcto descuento de un punto por parte del árbitro puertorriqueño Rafael Ramos, producto de sus reiterados golpes a la nuca.

 Sobre el final, consciente de su amplia superioridad, “Pelenchín” mermó levemente su ritmo y se ocupó de trabajar al cuerpo de un japonés que avanzaba sin ideas y sólo apostando a sus estériles intentos de una mano salvadora que jamás llegaría. Por ello, luego de la campana definitiva, sólo habría tiempo para la tan previsible como merecida decisión de los jurados, y la alegría de un campeón consciente que regresaría a su Panamá natal con su cinturón.

 De esta forma, Caballero, de 35 años, que registró 125¼ libras, y que ya había sido súper campeón supergallo, retiene por primera vez la corona pluma que conquistó el pasado 14 de octubre, cuando destronó al argentino Jonathan Barros en un esperado combate revancha realizado en el mítico estadio Luna Park de Buenos Aries, Argentina. Así, aumenta su marca a 36 victorias (23 KOs) y 4 derrotas. En tanto Hosono, de 28 años, que registró 126 libras, resigna su segunda oportunidad mundialista -había caído frente al tailandés Poonsawat Kratingdaenggym en disputa del cetro supergallo AMB el 11 de enero de 2010 en Tokio-, y desmejora a 21 triunfos (15 KOs) y 2 reveses.

 En el otro combate titular de la velada, en duelo unificatorio, el invicto japonés Takashi Uchiyama derrotó al monarca ecuménico interino mexicano Jorge “Coloradito” Solís, por un contundente nocaut técnico en el undécimo asalto, y así defendió por cuarta ocasión su título mundial superpluma AMB.

 Tras dominarlo durante prácticamente todo el pleito, en los primeros segundos del penúltimo capítulo, el local conectó un contundente gancho zurdo al rostro con que envió al “Coloradito” a la lona, de donde jamás podría recuperarse, obligando al árbitro puertorriqueño Roberto Ramírez Sr. a decretar el fuera de combate a los 19 segundos del episodio. Tal fue el tenor del impacto que el mexicano permaneció durante unos minutos en el suelo siendo atendido por el personal médico, hasta que finalmente logró abandonar el ring.

 Previo a ello, por momentos fue un monólogo del japonés. Siempre tomando la iniciativa y conectando los golpes más claros, Uchiyama sometió a un pasivo Solís, falto de ideas y respuestas. El jab zurdo y las derechas en cross del ídolo local fueron martirizando cada vez más al mexicano. Incluso en el séptimo capítulo, cerca estuvo de definir el pleito cuando conmovió y tuvo tambaleando sobre el ring a un “Coloradito” que debió apelar a toda su guapeza para no irse al suelo. Pero tras resistir en los episodios siguientes, nada pudo hacer contra esa contundente izquierda que sentenció las acciones.

 Así, Uchiyama, que pesó 130 libras, retiene el cetro que capturó al noquear al mexicano Juan Carlos Salgado el 11 de enero de 2010 en Tokio, y que luego refrendó frente al venezolano Ángel Granados, el indonesio Roy Mukhlis y el japonés Takashi Miura. Con este resultado, eleva su récord a 18 victorias (15 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto Solís, que también registró 130 libras, y que supo reinar en forma interina entra los superpluma AMB, suma su segunda caída categórica titular consecutiva -la anterior frente al cubano Yuriorkis Gamboa-, y se queda en 40 triunfos (29 KOs), 4 reveses, 2 empates y 1 sin decisión.

 En combate complementario, el local Seiichi Okada (16-1, 9 KOs) superó a su compatriota Koji Umetsu (18-12-3, 8 KOs), por puntos, en fallo mayoritario, tras diez asaltos, y así retuvo por tercera oportunidad su título japonés superpluma. Las tarjetas fueron: 97-94, 96-94, ambas para Okada, mientras que la restante fue de 95-95. (Notifight)

 Pelechin Caballero-Hosono

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*