Los orangutanes en el  OrongutanJungle Island de Miami aparentemente son como los humanos en cuanto a la tecnología. El parque es uno de varios zoológicos que están experimentando con computadoras y monos, dejando que sus seis orangutanes usen un iPad para comunicarse y como parte de un programa de estímulo mental. Linda Jacobs, que supervisa el programa, espera que los aparatos eventualmente ayuden a disminuir la brecha entre los humanos y estos monos en peligro de extinción.

“Los más jóvenes lo entienden. Es como, ‘Oh, ya veo,’”, dijo Jacobs. “Los dos mayores simplemente no están interesados. Yo creo que ellos piensan que “hasta ahora me ha ido bien en este mundo sin estos medios de comunicación y el iPad, y yo no necesito una computadora’”.

Jacobs dijo que ella empezó a permitirles a los orangutanes usar los iPads el verano pasado, basándose en una sugerencia de alguien que los había usado con delfines. El programa originalmente fue diseñado para humanos con autismo y en la pantalla salen dibujos de varios objetos. Un entrenador nombra uno de los objetos y el mono aprieta el botón correspondiente.

Los aparatos han sido una gran adición a los programas de enriquecimiento que Jungle Island ya tiene con los orangutanes, dijo Jacobs. Los cuidadores hace tiempo que usan lenguaje por señas para comunicarse con ellos. Usando sus manos, los orangutanes pueden responder a preguntas sencillas, identificar objetos y expresar sus deseos o necesidades. Los monos también identifican partes de sus cuerpos, ayudando a los entrenadores a cuidarlos y hasta ponerles inyecciones.

“Podemos realmente monitorear su salud a diario”, dijo Jacobs sobre la necesidad de comunicarse con los orangutanes. “Hacemos chequeos diarios. Si alguno no se siente bien, lo sabemos inmediatamente”.

Aunque Jacobs y otros entrenadores han desarrollado una fuerte relación con los orangutanes, el iPad y otras computadoras con toque de pantalla ofrecen una oportunidad para que ellos se comuniquen con gente que no sepa su lenguaje por señas.

“Sería un puente maravilloso,” dijo Jacobs. “para que otra gente pueda realmente apreciarlos”.

Los orangutanes son muy inteligentes pero están limitados por su incapacidad física para hablar, dijo ella. “Están como atrapados en esos cuerpos,” dijo Jacobs. “Ellos tienen la inteligencia necesaria para comunicarse, pero no tienen el equipo apropiados porque no tienen laringe ni cuerdas vocales. Así que esto les da una forma de hacernos saber lo que ellos saben, lo que son capaces de hacer, lo que quisieran tener”.

Otros zoológicos y parques naturales están haciendo un trabajo similar.

Cuando se trata de orangutanes, el iPad en sí tiene limitaciones. Primero, la pantalla relativamente pequeña hace que los orangutanes a veces toquen los botones equivocados. También, la pantalla no funciona si tratan de usar sus uñas. Y, lo más importante, los aparatos son demasiado frágiles para entregárselos a los monos – los entrenadores los sostienen.

Si Jacobs logra su propósito, en un futuro no muy lejano pudiera haber un medio más seguro. El plan a largo plazo es tener una pantalla más grande, a prueba de orangutanes en el área donde ellos están, junto con otra pantalla afuera para los visitantes. Estos les haría preguntas a los orangutanes y los monos podrían responder.

“En realidad es sólo cuestión de tener la tecnología y el equipo aquí”, dijo Jacobs. “Yo estoy segura que ellos pueden hacerlo y lo harían maravillosamente bien, y yo creo que al público le encantaría la idea”.

Ipads y los oronguntanesEs importante señalar que el entrenamiento de los orangutanes no se hace para entretener a los empleados de Jungle Island o a los visitantes. Como los animales son tan inteligentes, Jacobs dijo que hay que mantener sus mentes activas para evitar que se aburran o se depriman. El reto es hacer que disfruten sus actividades de enriquecimiento.

“Ellos necesitan mucho estímulo”, dijo Jacobs. “El entrenamiento no es obligatorio, pero a ellos les gusta”.

La científica y conservacionista Birute Mary Galdikas, fundadora de la Fundación Internacional de Orangutanes, dijo que los orangutanes están entre los animales más inteligentes. Los orangutanes en estado salvaje, donde Galdikas lleva más de cuatro décadas estudiando a los monos, utilizan implementos para rascarse, matar insectos y crear refugios simples. En cautiverio, Galdikas dice que los orangutanes han demostrado gran capacidad de pensamiento creativo, específicamente en su capacidad para escapar de lugares cerrados.

“Todo lo que Jungle Island pueda hacer para ayudar a los orangutanes a pasar bien su día es loable”, dijo Galdikas. “Los iPads parecen gustarles a los humanos. No es de sorprenderse que también les gusten a los orangutanes, que comparten un 97 por ciento de su material genético con los humanos”. (AP)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*