Futbol femenino EEUUEstados Unidos ganó en Wembley su cuarta medalla de oro en fútbol femenino, la tercera en fila, al derrotar por 2-1 al campeón mundial Japón, desquitándose de la final perdida en el Mundial-2011 y confirmando que es intocable en Juegos Olímpicos.

La volante Carli Lloyd, quien había anotado el gol decisivo en Pekín-2008 en la final contra Brasil (1-0 en alargue), marcó el doblete triunfal estadounidense (8, 54), mientras que la delantera Yuki Ogimi descontó (63) para Japón.

El once de Pia Sundhage se llevó el oro por tercera vez seguida, luego de superar a Brasil en las finales de Atenas-2004 y Pekín-2008, con pleno de triunfos ante Francia (4-2), Colombia (3-0) y Corea del Norte (1-0) en primera ronda, 2-0 a Nueva Zelanda en cuartos y 4-3 en alargue a Canadá en semifinales.

La alegría para las norteamericanas, que perdieron únicamente la final de Sídney-2000 frente a Noruega, resultó doble porque todavía seguían con la herida abierta de la caída por penales 3-1 tras 2-2 en Fráncfort, en el asalto decisivo contra las japonesas por la corona del Mundial de Alemania-2011.

Las Nadeshiko habían llegado a su primera final olímpica con paso irregular, después de debutar con triunfo 2-1 ante Canadá y luego empatar 2-2 con Suecia y 0-0 ante Sudáfrica. En cuartos venció a Brasil (2-0) y en semis a Francia (2-1), gracias a movimientos colectivos aceitados y mucha eficacia arriba.

La medalla de bronce se la quedó Canadá, que derrotó 1-0 a Francia, en Coventry.

Ante la presencia del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en Wembley, Estados Unidos acertó el primer golpe directo que envió con un cabezazo a bocajarro de Lloyd, tras un centro de la muerte desde la izquierda de Alex Morgan (8).

Japón, que hizo de la paciencia su principal lema en Londres-2012, esta vez tuvo que salir a buscar el empate y casi lo logró con un cabezazo de Yuki Ogimi (17) a quemarropa que la portera Hope Solo salvó milagrosamente, al desviarla y hacer que el balón rebote en el travesaño.

Con el correr de los minutos las chicas estadounidenses se fueron quedando y las japonesas siguieron acosando el arco de Solo.

En el minuto 26, Tobin Heath detuvo una pelota con la mano tras un centro inofensivo, pero la árbitro alemana Bibiana Steinhaus dejó seguir, frente a la queja del DT nipón Norio Sasaki, que se volvió a tomar la cabeza dos minutos después cuando Sakaguchi cabeceó en contra y la pelota pegó en el palo.

A los 33, Shinobu Ohno hizo una excelente jugada individual dentro del área, se quitó de encima dos jugadoras y le sirvió el gol a la capitana Aya Miyama, quien con un zurdazo sacó chispas al larguero, previo a un derechazo de Ohno con comba que se fue apenas desviado (37).

Japón justificaba la igualdad, pero no llegaba en un primer tiempo en que Estados Unidos abusó del pelotazo largo para la alta Abby Wambach, que lleva cinco goles en el torneo, nueve en total en Juegos, y quería convertirse en Bota de Oro de Londres-2012, a uno de la canadiense Christine Sinclair.

El inicio del segundo tiempo marcó el mismo guión, hasta que Lloyd se salió del libreto con un derechazo cruzado de 25 metros imposible de atajar para la portera Miho Fukumoto (54).

Pero la ilusión en Japón renació con un tanto de Ogimi (63), que empujó el balón casi sobre la línea luego de un mal rechazo de la defensa estadounidense ante un ataque profundo de las Nadeshiko.

Sin embargo, Hope Solo dijo presente cuando la exigieron, puntualmente a los 83 con una atajada de oro ante Mana Iwabuchi, y la defensa aguantó con uñas y dientes los embates asiáticos hasta celebrar el oro y certificar que Estados Unidos sigue reinando desde el Olimpo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*