Mesa de la Unidad en Venezuela La oposición política venezolana tendrá en las elecciones presidenciales del próximo año la mejor oportunidad para derrotar al presidente Hugo Chávez tras 12 años de mandato socialista, pero antes deberá poner a prueba su unidad en unas votaciones primarias.

Hasta ahora, seis líderes opositores han lanzado su candidatura para competir en las primarias de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en febrero del 2012, de donde saldrá el contendiente de Chávez, quien actualmente se somete a quimioterapia para derrotar al cáncer que padece.

Pese a ser contrincantes, los candidatos opositores deberán mantener su mensaje de unidad pues, si el eventual ganador o ganadora se enfrenta a Chávez sin el apoyo de la coalición, tendrá menos oportunidades de vencerlo.

“Dentro de la unidad, todo; fuera de la unidad, nada”, dijo el gobernador del estado petrolero Zulia, Pablo Pérez, cuando lanzó su candidatura a las primarias de la oposición a mediados de agosto.

El ganador de las primarias será confrontado rápidamente por la arrolladora maquinaria electoral del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la red de televisoras y radios estatales alimentados con los miles de millones de dólares provenientes de las ventas petroleras.

CANDIDATO DIFICIL

Desde que ganó la presidencia por primera vez en diciembre de 1998, Chávez se ha impuesto en la gran mayoría de las elecciones y referendos en los que ha participado con resultados casi siempre apabullantes.

Pero el creciente costo de la vida, la imparable violencia y los constantes cortes de luz y agua, así como el gran déficit habitacional del país, han hecho que la popularidad del líder socialista retroceda a niveles impensados en el pasado.

Como consecuencia de ello, en las parlamentarias del 2010 la oposición logró un avance significativo e impidió que el llamado “chavismo” se hiciera con los dos tercios de la Asamblea Nacional.

A pesar de que en el pasado las coaliciones opositoras se fragmentaron por luchas intestinas, la MUD -formada a mediados del 2009- ha ganado respeto entre los votantes al organizar unas primarias con muchas caras nuevas.

La fecha de las elecciones presidenciales aún no ha sido revelada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), pero las tensiones van en aumento y la semana pasada partidarios de Chávez impidieron un acto opositor en el centro del país e intentaron golpear a un asambleísta.

La influyente organización International Crisis Group (ICG) dijo a mediados de agosto que los niveles de violencia política en Venezuela podrían exacerbarse de cara a las presidenciales del 2012. 

OPOSITORES AL RUEDO

Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda -el segundo más poblado de Venezuela- y quien puntea en las encuestas como el favorito para ganar las primarias, dijo que lanzará formalmente su candidatura en octubre.

Luego tiene previsto comenzar un recorrido por el país para dar a conocer su proyecto que se centra en un modelo de “izquierda moderna”.

“Mientras más radicales se pongan, más votos van a perder”, dijo Capriles en la semana, acusando a los seguidores de Chávez de distintas agresiones.

Por su parte, el gobernador Pérez ya anunció su candidatura y lo hizo en un lujoso hotel de Caracas. Venezuela “tiene que ser como la ‘vinotinto'”, dijo entonces en alusión a la selección de fútbol que logró un histórico cuarto lugar en la última Copa América.

Otra fuerte contendiente es la asambleísta María Corina Machado que oficializó su candidatura en julio desde un centro comercial diciendo que asume “el reto de ser la primera mujer presidente de Venezuela”.

Sin embargo, y a pesar de ser muy popular entre las élites de Caracas, los partidarios de Chávez la ven con malos ojos por haber sido fotografiada riendo junto al ex presidente de Estados Unidos George W. Bush.

Junto a ellos, el ex alcalde del rico municipio de Chacao Leopoldo López podría entrar al ruedo si el Estado levanta una inhabilitación que pesa sobre él desde el 2008 y que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) está pronta a resolver.

Además, han anunciado su intensión de reñirse en las primarias el asambleísta Pablo Medina; el actual alcalde de Caracas, Antonio Ledezma; el ex gobernador de Zulia Oswaldo Alvarez y el actual gobernador de Táchira, César Pérez.

Sin embargo, a pesar de que cada mes que pasa aflora un nuevo candidato, aún no hay fecha para las elecciones y los candidatos no saben cuándo empezarán sus campañas.

Tradicionalmente, las elecciones presidenciales se han llevado a cabo en diciembre, pero algunos rumores sugieren que Chávez podría adelantar la fecha para aprovechar un ligero repunte en las encuestas tras su enfermedad.

“En ausencia de un colapso sostenido de los precios del petróleo, adelantar las elecciones es menos probable ya que ésto también reduciría el tiempo para recuperarse del presidente Chávez y para cumplir con sus compromisos sociales”, dijo Credit Suisse en un informe.

El CNE debe anunciar la fecha de las presidenciales al menos 10 meses antes de que se lleven a cabo.  (Reuters)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*