Obama en Fl El presidente de EEUU, Barack Obama, apostó en Florida, donde empata en intención de voto con su rival Mitt Romney, por invertir en infraestructuras para combatir del desempleo, un problema que afecta al 8,2 % de los estadounidenses y al 11 % de los hispanos.

Obama se refirió así a una de las principales preocupaciones de la población latina, cuyo voto será fundamental en las elecciones generales de noviembre, y lo hizo durante la visita   a Florida, un estado donde uno de cada cinco habitantes es de origen hispano.
 
Consciente de que el desempleo afecta a la población hispana en mayor medida, Obama dijo que, si gana, usará la mitad del dinero que “ya no gastamos en la guerra” para pagar el déficit y la otra mitad en lograr que “la gente vuelta a trabajar, reconstruyendo nuestras carreteras, puentes, pistas de aterrizaje, puertos y redes inalámbricas”.
 
“En 2008 me comprometí a poner fin a la guerra en Irak y, gracias a nuestros hombres y mujeres de uniforme, cumplimos esa promesa. Llegó la hora de construir la nación”, expresó el político en un discurso en el Prime Osborn Convention Center de la localidad de Jacksonville, en el norte de Florida.
 
Minutos antes, la Casa Blanca anunció la aceleración de obras de infraestructuras de envergadura y regionalmente significativas para desarrollar y modernizar algunos puertos del país, entre ellos los de Jacksonville y Miami, ambos en Florida, así como los de Savannah (Georgia), Nueva York, Nueva Jersey y Charleston (Carolina del Sur).
 
“Una manera de ayudar a los negocios estadounidenses a crecer y a contratar más gente es modernizando nuestras infraestructuras”, dijo Obama.
 
“Ésa es la razón”, explicó,”por la que le pedí a mi Administración en marzo que identificara proyectos importantes a lo largo del país donde la revisión federal pueda ser acelerada. El compromiso de hoy de acelerar estos proyectos ayudará a empujar el crecimiento y fortalecer la economía”.
 
Obama también defendió en Florida su apuesta por mantener los recortes impositivos para todo aquel que gane menos de 250.000 dólares al año.
 
El mandatario ha pedido la prorroga por un año de los recortes de impuestos aprobados durante el Gobierno del expresidente republicano George W. Bush, que vencen en diciembre próximo.
 
También aseveró que los obstáculos para resolver los problemas de vivienda, educación o deuda no radican en la ausencia de soluciones técnicas, sino en el “juego político”.
 
Apuntó que el plan de sus oponentes “es el mismo que tenían cuando yo estaba en el Congreso: recortar más impuestos para los ricos, eliminar más regulaciones para los bancos y aseguradoras y recortar las inversiones en áreas como la educación y la investigación, con la esperanza de que de alguna manera eso generará empleos y traerá prosperidad”.
“Pero nosotros no creemos en eso. Eso no es lo que la mayoría de los estadounidenses creen”, defendió.
 
Advirtió que el “sueño americano” está hoy en “más riesgo que nunca” y que durante más de una década se ha estado desvaneciendo para muchas personas que “trabajan duro”.
 
“Las familias de clase media vieron cómo sus salarios eran cada vez más menores”, dijo Obama, mientras que “en Washington se estaban gastando billones en dos guerras”, lo que “llevó desde superávits fiscales récords hasta un déficit récord”.
 
En ese sentido, recordó que cuando asumió la Presidencia ya advirtió que se necesitaría más de una legislatura o “incluso más de un presidente” para “restaurar el sueño que construyó a este país”.
 
“Y la crisis financiera y la crisis económica hizo que nuestro tarea fuese más difícil, pero yo no me desaliento”, dijo Obama.
 
Según los últimos sondeos difundidos, Obama empata en intención de voto en Florida, uno de los estados más codiciados porque podría ser decisivo en la contienda electoral.
 
Sin embargo, entre la población hispana de este estado goza de un pequeño margen de ventaja, al tiempo que a nivel nacional cuenta con el 70 por ciento del voto hispano, frente al 22 por ciento que votaría por el candidato republicano.
El resto de la gira de presidente fue cancelada por el masacre de Denver, de la cual espera avance en las investigaciones. (EFE)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*