Las autoridades de salud dieron de alta médica al ex dictador Manuel Noriega, cuatro días después de ser recluido tras sufrir un desvanecimiento en la cárcel.
“El ex general Noriega está estable y fuera de peligro, por lo que podrá regresar a la cárcel el Renacer”, señaló el ministro de Salud Franklin Vergara en un comunicado.

Thays, una de las tres hijas de Noriega, confirmó el regreso de su papá a prisión y pidió a las autoridades que lo mantengan bajo constante supervisión médica.

Noriega fue trasladado el domingo del centro penitenciario El Renacer, situado a orillas del Canal de Panamá a unos 40 kilómetros al norte de la capital, a la sección de urgencias del hospital público Santo Tomás tras desvanecerse debido a un cuadro hipertensivo.

Al ex dictador, de 77 años, se le realizaron varios exámenes para detectar si había sufrido alguna lesión vascular cerebral o cardiovascular, pero que resultaron normales, según Vergara.

Sin embargo, Eduardo Reyes, uno de los médicos que evaluó a Noriega en el hospital, dijo al canal de televisión Telemetro que opina que el ex hombre fuerte debería seguir hospitalizado en el Santo Tomás u otro sanatorio.

“Calificamos que es un paciente de alto riesgo”, aseguró Reyes. Agregó que un posible aislamiento y la “situación de orden emocional pueden ser desencadenante” en el caso de Noriega.

Julio Berrío, uno de los abogados de Noriega en Panamá, dijo a los periodistas afuera del hospital que solicitaron ante las autoridades competentes una medida de “depósito hospitalario”, para que lo sigan observando y al considerar que en su estado de salud representa un riesgo regresarlo a la cárcel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*