CocodriloLos médicos no tuvieron éxito en el esfuerzo inicial para reconectar la mano de Wallace “Wally” Waterholt, que fue arrancanda por un cocodrilo en los Everglades. La operación se realizó en el Tampa General Hospital y ahora se estudia la posibilidad de un esfuerzo adicional.

Waterholt es capitán en uno de los botes de una empresa que lleva turistas por los Everglades. Según los pasajeros el incidente se produjo el martes cuando estaba manoteando en el agua, para atraer cocodrilos y arrojándoles pescados.

Luego del ataque un equipo especializado atrapó al animal y encontró la mano en buen estado dentro de su estómago.

La empresa donde trabajaba Waterholt, Captain Doug’s Everglades Tours dijo en un comunicado “por favor recuerden a Wally y su familia en sus pensamientos y plegarias”.

Al recordar el incidente Brenda Lee, una turista de Indiana, dijo a la radio WINK, que Wally estaba jugando con el agua y tirando peces al cocodrilo para lograr que se acercara a fin de tener un show”.

La Comisión de Conservación de la Vida Silvestre inició estadísticas en 1948 y desde entonces 22 personas han muerto en ataques de cocodrilos y más de 300 han sido mordidas. (Diario de las Américas)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*