La tensión continúa en la plaza Tahrir de El Cairo. La brutal agresión de la policía militar a una mujer egipcia con velo, cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo, ha indignado dentro y fuera de Egipto. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, ha calificado de “impactantes” los incidentes como el que muestra una fotografía en la que dos soldados egipcios arrastran por el suelo a dicha manifestante agarrándola de la camisa, exponiendo su ropa interior y golpeándola.

“Esta degradación sistemática de las mujeres egipcias deshonra la revolución, avergüenza al Estado y su uniforme y no es digna de un gran pueblo”, ha dicho Clinton, citada en un discurso en la Universidad de Georgetown en Washington. Por su parte, el general Adel Emara, miembro del consejo gobernante militar de Egipto que asumió el poder tras la caída de Hosni Mubarak en febrero, ha asegurado que el ataque contra la manifestante fue un incidente aislado que se está investigando.

Con todo, la indignación por este hecho se ha trasladado este martes a las calles de la capital cairota. Miles de mujeres, según The New York Times, se han congregado esta tarde en la plaza Tahrir y se han dirigido al sindicato de periodistas. La manifestación ha ido in crescendo en cuestión de minutos en una muestra de la rabia por la agresión de la mujer este fin de semana.

Según relata la edición online del rotativo estaodunidense, muchas de las manifestantes han sostenido carteles con la impactante imagen, que se ha convertido en un símbolo para las activistas que se oponen al gobierno militar. La marcha ha sido custiodada por un cordón de manifestantes masculinos y forma parte del quinto día de protestas en Tahrir.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*