No está claro qué candidato convenció más en el debate del domingo. Pero si hubiera que declarar a un ganador, esta sería probablemente la modelo Julia Orayen o “la edecán“, como se conoce en México a las azafatas.

Orayen se hizo famosa al entrar fugazmente al set para repartir los turnos de intervención. Su pronunciado escote y su ajustado vestido blanco robaron la atención a Andrés Manuel López Obrador, Gabriel Quadri, Josefina Vázquez Mota y Enrique Peña Nieto. julia-orayen-debate-presidencial-mexico-2012

Poco después de finalizar el debate, los medios mexicanos revelaron que Orayen posó en 2008 para la revista Playboy, desnuda y con los colores de la bandera mexicana.

Así que la edecán-Playmate, tardó poco en convertirse en tema de moda en todas las conversaciones. En la escuela que hay junto a mi oficina se oyen los gritos de los adolescentes “¡Orayen Presidenta!”.

El Instituto Federal Electoral, el órgano encargado de organizar el debate, aseguró que pedirá explicaciones a la empresa encargada de la producción del encuentro.

El IFE “lamenta el desacierto de producción asociado a la vestimenta de una edecán durante el 1er Debate Presidencial y ofrece una disculpa a la ciudadanía y a la Candidata y a los Candidatos a la Presidencia”, dijo la institución a través de un comunicado.

La sorprendente aparición de la edecán del IFE no gustó a todos, como a la única mujer entre los candidatos, Vázquez Mota, quien denunció que la edecán “no estaba acorde a la seriedad del debate”.

Muchos cuestionaron en redes sociales por qué era necesario exhibir de esa manera a una mujer en un acto como el de ayer.

El debate generó controversia en México.

¿Fue la chica Playboy del debate una simple anécdota o un ejemplo del sexismo que aún impera en México?

Aquí es común que mujeres con ropa atrevida trabajen como presentadoras del tiempo en televisión, edecanes en ferias o modelos publicitarias.

Una de las técnicas más sorprendentes que he conocido en México es ubicar a bailarinas de cortas faldas en las puertas de tiendas de electrodomésticos o farmacias para cantar, repartir anuncios con promociones o simplemente atraer a clientes del sexo masculino al establecimiento.

Aunque es más frecuente verlo en pequeñas ciudades y áreas rurales, todavía es fácil encontrarlas en las calles de Ciudad de México, donde también se están poniendo de moda los edecanes masculinos. Con más ropa, eso sí. (BBC Mundo)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*