El estadounidense Michael Phelps batió hoy a su compatriota Ryan Lochte en su segundo enfrentamiento directo en Londres 2012 para sumar su vigésima medalla olímpica, la decimosexta de oro, y ser el primer atleta en imponerse en una prueba individual en tres Juegos Olímpicos consecutivos. Phelps

Por si fuera poco, después de “suavizar” en la piscina de saltos y subir al podio en menos de 40 minutos, se tiró de nuevo a la pileta y volvió a ser el más rápido. Esta vez en las semifinales de los 100 mariposa, cuando dio la sensación de haber alcanzado su plenitud, recordando al de Pekín hace cuatro años. El oro de los 200 estilos es el primero de ese metal, aparte del relevo 4×200 libre, que el nadador de Baltimore (Maryland) consigue en la capital británica.

En una de las carreras más bonitas de Londres 2012, el mejor nadador de la historia paró el crono en 1:54.27. Tras él tocaron el muro Lochte, con 1:54.90, y el campeón de Europa de los 200 estilos, el húngaro Laszlo Cseh, con 1:56.22.

Michael PhelpsPhelps dominó la final desde el primer paso con 24.63 en la mariposa, 28.63 en la espalda, 33.33 en la braza y 27.68 en el libre final por 24.79, 29.10, 33.48 y 27.53, respectivamente, de Lochte, mientras Cseh fue más rápido en la braza, con 33.11, pero más lento que los americanos en lo demás, con 25.03 en la mariposa, 29.82 en la braza y 28.26 en el libre.

Los tres nadadores repitieron el podio de Pekín hace cuatro años, pero con el magiar entonces en la plata y el segundo estadounidense en el bronce. En los 100 mariposa, Phelps ganó su semifinal y la suma de las dos con 50.86, lejos del 51.42 del surafricano Chad le Clos, segundo con 51.42 y vencedor de la segunda semifinal; su compatriota Tyler McGill, con 51.61; y el subcampeón olímpico de Pekín 2008, el serbio Milorad Cavic, cuarto con 51.66, que mañana aspira a desquitarse de la final de la capital china cuando el de Baltimore le arrebató el título en la última brazada.

En la final de los 200 espalda, Lochte se vio superado por su compatriota Tyler Clary y el japonés Riosuke Irie en los últimos 50 metros después de haber liderado la prueba y perdió una de las medallas que antes de los Juegos se daba por entregada, ya que Ryan es campeón olímpico en Pekín 2008, del mundo en Shanghái 2011 y venía de vencer a Tyler en las pruebas de selección de los Estados Unidos. El nuevo campeón olímpico hizo una carrera en sentido inverso a la del hoy medallista de bronce. Clary pasó cuarto, tercero y segundo, para hacer 28.49 en el largo final por 29.13 de Lochte, y 28.74 de Irie, al que el estadounidense considera el nadador técnicamente perfecto. Clary paró el crono en 1:53.41 y estableció una nueva mejor marca olímpica.

La anterior estaba en poder de Lochte desde 2008 con 1:53.94. Irie hizo 1:53.78 y Lochte 1:53.94. La estadounidense Rebeca Soni volvió a batir el récord del mundo de los 200 braza un día después de hacerlo en las semifinales con 2:19.59 cuando ayer hizo 2:20.00.

La japonesa Satomi Suzuki se llevó la plata y la rusa Iulia Efimova el bronce con 2:20.72 y 2:20.92, respectivamente. La holandesa Ranomi Kromowidjojo batió el récord olímpico de los 100 libre en su camino hacía su primera medalla de oro con 53.00. La bielorrusa Aliaksandra Herasimenia se quedó a 0.38 y la china Yi Tang a 0.44, plata y bronce, respectivamente. Michael Phelps

El anterior mejor registro olímpico estaba en poder de la holandesa desde ayer en 53.05. El brasileño César Cielo se impuso hoy en las semifinales de los 50 metros libre con una marca de 21.54, por delante del americano Jones Cullen, segundo en la serie del suramericano con 21.54. Otro brasileño, Bruno Fratus, ganó la segunda semifinal con 21.63 y partirá mañana con el cuarto mejor crono de los que disputarán las medallas también superado por el estadounidense Anthony Ervin, con 21.62.

También entró en la final Florent Manaudou, hermano pequeño de la campeona olímpica en los 400 metros libre de Atenas 2004, Laura Manaudou, con el sexto mejor crono: 21.80. Cielo fue campeón de los 50 libre en Pekín 2008, campeón del mundo en Shanghái 2011 y tiene el récord del mundo de la distancia en 20.91 desde diciembre de 2009 en Sao Paulo. En las semifinales de los 200 espalda, la más rápida fue la estadounidense Elisabeth Beisel con 2:06.18 por delante de su compatriota Missy Franklin con 2:06.84. (EFE)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*