Tren Miami Orlando

Miami tiene La Pequeña Habana, y cerca, los centros nocturnos y restaurantes de South Beach y el parque de diversiones marinas Miami Seaquarium. Orlando tiene Walt Disney World, el los parques temáticos de Universal y Sea World.

Estos lugares de interés turístico han hecho que las dos ciudades sean destinos favoritos para turistas extranjeros y nacionales.

Como resultado de esto, los viajes entre las dos ciudades se han vuelto inmensamente populares, con más de 50 millones de personas que anualmente viajan por carretera o vuelan en avión entre el sur de Florida y Orlando.

Debido a esto, una compañía con sede en Coral Gables, Florida East Coast Industries (FECI), tiene la intención de operar un servicio de trenes de pasajeros entre Miami y Orlando llamado All Aboard Florida.

“El binomio Miami-Orlando es la mejor pareja de ciudades que se pueda pedir”, dijo Husein Cumber, vicepresidente ejecutivo para el desarrollo empresarial de FECI. “Orlando es la ciudad más visitada del país y Miami tiene su aeropuerto y los puertos y muchas otras atracciones”.

Cumber dijo que el proyecto de FECI, que costaría unos $1,000 millones, ofrecería 16 viajes ida y vuelta al día, entre temprano en la mañana temprano y tarde en la noche, con paradas intermedias en Fort Lauderdale y West Palm Beach. Los trenes funcionarían cada hora y cada viaje de ida tomaría alrededor de 3 horas, añadió.

Cumber dijo que en la actualidad FECI espera inaugurar el servicio para finales del 2015.

Esto constituye un retraso en el plan original bajo el cual FECI deseaba iniciar el servicio en el 2014.

Cumber dijo en una entrevista reciente que, a pesar de la demora, FECI esta impulsando el proyecto en otras formas.

“El equipo de All Aboard Florida ha logrado avances significativos desde que anunció el proyecto en marzo del año pasado”, dijo Cumber. “Por ejemplo, hemos terminado nuestros estudios de usuarios del transporte público para los inversionistas, y hemos recibido la aprobación ambiental para nuestro segmento entre Miami y West Palm Beach, y hemos adquirido terrenos para construir nuestra estación en West Palm Beach”.

Cumber también señaló que FECI ha nombrado un equipo directivo conformado por Donald Robinson como presidente y director de operaciones, así como Mike Reininger como presidente y director de desarrollo. Cumber también habló sobre una serie de cuestiones que deben ser resueltas antes de que comience el servicio.

Estas incluyen estudios de ingeniería y ambientales, la construcción de estaciones y de una vía férrea entre Cocoa y Orlando, así como las decisiones por parte de municipios a lo largo de la ruta para establecer las llamadas “zonas de silencio”.

Estas zonas se componen de cruces de ferrocarril en los cuales el conductor no está obligado a hacer sonar el silbato al aproximarse el tren.

La Administración Federal de Ferrocarriles (FRA) requiere que los conductores de tren hagan sonar sus bocinas – dos pitadas largas seguidas de una corta y una larga – unos 1,000 metros antes de que la maquina llegue al cruce.

Ya que la bocina provoca un ruido ensordecedor, muchas comunidades envían peticiones a la FRA buscando autorización para establecer zonas de silencio en las que los cruces son reforzados para evitar que vehículos y peatones se cuelen por entre los brazos de metal que descienden frente a la vía cuando se acerca el tren.

Las zonas de silencio son quizás uno de los desafíos más complicados del proyecto. Provocan reacciones emotivas entre los residentes que viven a lo largo o cerca de la vía. Por ende muchos de ellos exigen que el conductor del tren no accione el silbato al aproximarse al cruce.

Además, FECI, por ley, no puede modificar los cruces para convertirlos en zonas de silencio. Estas tienen que ser construidas por entidades públicas tales como ciudades, municipios, condados o el estado. Deben primero solicitar autorización a la FRA para construir una zona de silencio.

Kim Delaney, funcionaria del Concejo de Planificación de la Costa del Tesoro, dijo que las comunidades a lo largo de la vía entre los condados Palm Beach e Indian River han pedido al Consejo que estudie la posibilidad de establecer zonas de silencio.

“Me han pedido que examine el asunto”, dijo Delaney, coordinadora de desarrollo estratégico del Consejo, que es una entidad de planificación regional.

“All Aboard Florida se encuentra en el proceso de determinar las necesidades de infraestructura, y estamos al tanto que las entidades públicas locales podrían desear examinar oportunidades para coordinar la construcción de otras mejoras”, dijo Cumber, en una alusión indirecta a las zonas de silencio. “Estamos dispuestos a explorar estas ideas mientras estamos aun en la fase de diseño inicial”.

Ya se han establecido zonas de silencio a lo largo del tramo existente de la vía en Miami, dijo Cumber.

Debido al futuro aumento en el tráfico de trenes, tanto de pasajeros como de carga, se espera que las peticiones para construir zonas de silencio aumenten considerablemente.

Las zonas de silencio existentes en los cruces de ferrocarril a lo largo de la vía entre el Puerto de Miami y la calle 71 tienen letreros que dicen: No Train Horn o No silbato de tren.

Residentes del barrio Buenavista, cuyas casas se levantan frente a la vía, están divididos sobre la cuestión.

Algunos no quieren para nada que los trenes utilicen la vía porque están preocupados por el ruido durante la noche. Pero a otros residente no les importa.

“Para mi no hay ningún problema si reanudan el servicio frecuente de trenes por aquí”, dijo Wilson Arroyo, un puertorriqueño que ha vivido durante 60 años en Buenavista cerca de la vía. “Antes había muchos trenes de carga y no nos molestaban”

El servicio de trenes cargueros sobre la visa se interrumpió en el 2005, cuando una tormenta dañó las instalaciones ferroviarias del puerto.

Florida East Coast Railway (FEC), empresa filial de FECI, recientemente rehabilitó el segmento de la vía en Miami que al Puerto de Miami con Jacksonville y el patio de distribución de carga ferroviaria en Hialeah.

El servicio de carga estaba programado para comenzar en el 2012, pero se encuentra demorado.

Bob Ledoux, vicepresidente de FEC, dijo que se espera en la actualidad que el servicio de carga se inicie en julio. Explicó que cuestiones técnicas y de diseño fueron las que retrasaron el proyecto.

A pesar de los retrasos, funcionarios de FECI siguen adelante con otros elementos del proyecto Miami-Orlando. El principal de ellos es la selección de los sitios donde se construirán las cuatro estaciones de la ruta.

FECI tiene una estrategia de hacer que las estaciones sean sitios no solo para abordar los trenes sino para pasar el rato, con restaurantes, cafés, tiendas y acceso a la internet a través del sistema inalámbrico wi-fi. La idea es que el viaje por tren entre Miami y Orlando sea más atractivo que un vuelo o un viaje en coche.

La estación de Miami se levantaría en terrenos junto al edificio conocido como Government Center, donde se levanta el edificio del gobierno condal así como una estación para trenes del Metrorail y Metromover. La conexión del tren de pasajeros a Orlando con el Metrorail es importante porque proporcionaría un enlace al Aeropuerto Internacional de Miami. Una vía del Metrorail conecta el sistema con MIA, y los viajeros pueden abordar la ruta al aeropuerto desde Government Center. En la actualidad, el terreno sobre el que se levantaría la futura estación de Miami contiene varios estacionamientos para vehículos.

La estación en Orlando se construiría en la futura terminal sur del Aeropuerto Internacional de Orlando, dijo Cumber.

Habría también estaciones en Fort Lauderdale y West Palm Beach. En Fort Lauderdale, la estación se construiría en el downtown, mientras que en West Palm Beach el sitio sería en la esquina de la calle Evernia y Quadrille Boulevard, cerca de los distritos de entretenimiento más importantes de la ciudad: Cityplace y la calle Clematis.

En la actualidad, la vía que utilizaría el tren de Miami a Orlando esta ya construida hasta la ciudad de Cocoa, cerca del centro espacial de Cabo Cañaveral.

All Aboard Florida, dijo Cumber, planea extender la vía de Cocoa a Orlando a lo largo de la carretera estatal 528, que se conoce como Bee Line Expressway.

Los trenes entre Miami y Orlando ofrecerán servicio de clase negocios así como turista, wi-fi, alimentos, bebidas y otros servicios. (El Nuevo Herald)

 

 

2 Comments

  1. También puedes optar por este servicio de traslado al aeropuerto en Miami http://goo.gl/zEHKrE

  2. Miguel Angel Gómez Ramos says:

    s

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*