La puja entre los taxistas y los servicios de transporte utilizados a través de aplicaciones móviles en Miami está a punto de empeorar. De acuerdo a un estudio reciente, un mayor porcentaje de los taxis que circulan en el sur de la Florida andan con al menos una llanta lisa comparado con vehículos de las empresas Uber y Lyft que trabajan en la misma zona.

La calidad y el grosor de las llantas son fundamentales para el agarre de los automóviles sobre el asfalto, especialmente al momento de mantener el control en condiciones climáticas que involucran nieve o agua en la carretera. Un análisis del Departamento de Transporte de Estados Unidos del 2012 indica que alrededor de un 9% de los choques se deben a problemas con las gomas.

El reporte publicado por la compañía ConsumerAffairs se basa en la inspección de 300 vehículos usados por Lyft, Uber, taxistas, y privados, en Chicago, Dallas y Miami (25 carros por categoría en cada ciudad). En total, unas 1,200 llantas fueron revisadas.

Los neumáticos que tienen un grosor de menos de 3/32 de pulgada se consideran “calvas” e inseguras. Un 16% de los taxis tenían al menos una llanta calva, mientras que el 14.7% de los carros de Lyft sufrían este problema, y el 12% de los vehículos de Uber.

En promedio, los taxis examinados por la compañía que llevó adelante el estudio tienen un grosor de cubierta de 6.66/32 de pulgada, comparado con un promedio de 7/32 de Uber y Lyft. ¿Lo más seguro? Los autos particulares, con un average de 7.58/32 de grosor de llantas.

A nivel nacional, un 10% de los vehículos en la carretera tienen al menos una goma lisa.

La introducción de los servicios como Uber y Lyft al mercado local ha creado roces entre estos y las empresas de taxis.

En mayo, los taxistas demandaron por $1,000 millones al Condado Miami-Dade por haber legalizado estas opciones de transporte, argumentado que la medida redujo el valor de los permisos para taxis que ellos le compraron al condado hace años.

Miami tiene las peores llantas

Quizás este sea uno de los factores que contribuyen al tránsito infernal de Miami: Los conductores locales no cambian sus gomas con la misma frecuencia que lo hacen conductores de otras ciudades.

Miami se ubica última como la ciudad con los neumáticos más desgastados. Las llantas de los carros inspeccionados en el sur de la Florida promedian 6.9/32 de grosor, comparado con 7/32 de Dallas y 7.28/32 de Chicago.

Kate Williams, directora de la investigación, dijo que los resultados no significan necesariamente que los conductores de Miami son negligentes.

“Chicago tiene un clima más adverso que Miami, lluvia, granizo, nieve, lo que puede significar que sus conductores prestan más atención a las llantas para estar más seguros en estas condiciones”, dijo Williams vía email a el Nuevo Herald. “Además, el pavimento caliente desgasta mucho más las cubiertas que en un clima más templado. Esto puede significar que los conductores de Miami gastan más rápido sus llantas que el promedio nacional sin siquiera darse cuenta”.

Lea la noticia completa en El Nuevo Herald

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*