dineroLa confianza de los consumidores de la Florida alcanzó un punto máximo en cinco años este mes en claro indicio de que la recesión está quedando atrás gracias en gran parte a perspectivas mucho mejores en la economía nacional.

A nivel local, el mercado de la vivienda continúa aportando mejores cifras, con un índice clave que asciende con más rapidez que en cualquier otro momento en casi seis años, de acuerdo a un par de informes publicados el martes.

Las cifras mejoradas amplían tendencias puestas en marcha a principios del 2012, y sugieren que la ansiedad económica generalizada que se ha visto este verano, ha dado paso a una actitud más confiada.

“Se está empezando a sentir un suspiro de alivio que no hemos tenido en mucho tiempo”, dijo Mike Pappas, presidente de la correduría de bienes raíces Keyes Co., que tiene oficinas en el sur de Florida. “La gente está empezando a tener esperanza”.

Los bienes raíces en el sur de Florida ganaron 5.2% en valor durante el año pasado, según el último informe del índice Case-Shiller publicado el martes. Esa es la mayor ganancia del área desde diciembre del 2006. También fue la octava vez que el índice de Case-Shiller para el sur de Florida aumentó con respecto al mes anterior, la racha más larga en seis años. El récord es de 83 meses consecutivos de ganancias, lo que terminó en junio del 2006.

El aparente final de la crisis inmobiliaria ha ayudado a reforzar la confianza de los consumidores en Florida, que alcanzó su punto más alto este mes desde el otoño del 2007, según un sondeo mensual de la Universidad de Florida. El índice ha ido en aumento la mayor parte del año, a excepción de algunas caídas al final de la primavera y principios del verano, cuando la posibilidad de una crisis bancaria europea desató temores de una segunda recesión en Estados Unidos.

El último informe sobre la contratación en el Sur de Florida mostró que la lenta recuperación de la región continuaba, y algunas empresas de dotación de personal dicen que están recibiendo más solicitudes de trabajadores.

“Yo diría que esto empezó a repuntar el mes pasado”, dijo Sue Romanos, presidenta de Xchange Carrera, una empresa de dotación de personal con oficinas en Fort Lauderdale y Miami. “Estamos viendo fuertes indicios de que va a continuar”.

Las empresas y los gobiernos de Broward todavía emplean a alrededor de 10% menos personas que antes de la recesión, y necesitan otros 79,000 puestos de trabajo para borrar las pérdidas durante la crisis. La recuperación de los empleos en Miami-Dade ha sido más fuerte, y el condado está 5% por debajo de los puntos máximos de antes de la recesión, y necesita 55,000 puestos de trabajo para cerrar la brecha.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*