Según el meteorólogo  ClimaChuck Caracozza, del Servicio Nacional de Meteorología, con sede en el Condado Miami-Dade, las tormentas que azotaron el sur de la Florida el jueves por la noche llevaban organizándose desde hacía varios días. Las fuertes lluvias cubrieron las áreas metropolitanas, y en Hialeah y Miami Lakes se reportaron granizos, al tiempo que hubo copiosos aguaceros en Broward.

Aunque se pronostica que el sol regresará, el experto advirtió que hay que tener el paraguas a mano.

El fin de semana por el Día de los Padres podrá tener “un 50% de posibilidades de lluvia”, dijo Caracozza.    

Algunas áreas permanecerán completamente secas, en tanto otras podrían experimentar algunas tormentas en horas de la tarde y de la noche. La posibilidad de lluvia para el viernes es de 40 por ciento. Para el sábado y el domingo, disminuirá a 20%.

Las temperaturas continuarán en el rango alto de los 80 grados Fahrenheit y el rango bajo de los 90.

Con las lluvias, tal vez algunos vecindarios vean granizos del tamaño de una moneda de un centavo y se le advierte a los amantes de la playa que podrían encontrar en el mar corrientes de resaca.

“El fin de semana no será muy malo”, dijo Caracozza. (The Miami Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*