Dinero pra las deudas

Cualquier visitante que pasee por las calles de Miami imaginará que los latinos viven holgadamente y disfrutan del conocido “sueño americano”, por los lujosos coches que manejan, la tecnología que utilizan y los modernos edificios o mansiones que habitan.

Pero “no todo lo que brilla es oro”, como reza el dicho, pues la mayoría de ellos está endeudado.

Un reciente informe de Wells Fargo Group revela que la mitad de los hispanos de Miami vive de cheque a cheque, tiene más deuda de la que puede saldar cómodamente, y ha tenido que reducir el gasto a fin de mes, para no quedarse en negativo en el banco.

Un tercio de los latinos del área informó que vive más allá de sus medios (35 por ciento dijo que gasta más de lo que puede pagar, en comparación con el 25 por ciento de todos los hogares de Estados Unidos).

Gastan más de lo que tienen con las tarjetas de crédito. La mayoría depende de ellas para vivir, mucho más que el resto de los estadounidenses del país. Sólo el 22 por ciento de ellos no tiene tarjetas, comparado con el 42 por ciento de la población total de la nación, que no las tiene.

David Roda, especialista de Wells Fargo, entrevistado por Diario Las Américas, destacó que los resultados “reflejan una combinación de varios factores”. El más importante es que “los latinos en Miami y a nivel nacional, ganan menos que la población general. El 57 por ciento gana por debajo de 50.000 dólares al año, frente al 44 por ciento de los adultos de la población general del país”, dijo.

El estudio deja ver que la situación también es mala en materia inmobiliaria y de planes de ahorro. Indica que los hispanos de esta ciudad están más preocupados por perder su casa que el resto de la nación (35 por ciento, en comparación con sólo el 12 por ciento de la población general).

“Como tienen un ingreso menor al del resto de la población, los latinos locales tienen más preocupación porque viven con lo justo para llegar a fin de mes. Eso les traslada un temor a no poder pagar su vivienda y perderla, y también los lleva a decir que tienen menos capacidad de ahorro”, indicó.

En cuanto a la planificación para el retiro, mientras el 39 por ciento del total del país que no se ha jubilado todavía paga por ayuda de expertos para elaborar un plan de ahorro para jubilarse, casi la mitad de los hispanos de Miami (44 por ciento), no paga por estos asesores, y si tiene plan lo hace por su cuenta.

Lo más asombroso es que los latinos miamenses ya retirados no tienen un plan de ahorro para su jubilación -además del que ofrece el gobierno-, las cifras son muy bajas y no alcanzan a marcar una tendencia. Mientras que la mayoría del total de la población general estadounidense sí tiene un dinero ahorrado para esta etapa de la vida (61 por ciento).

Por esa razón, los hispanos locales son también más propensos a esperar y confiar más en los ingresos de la Seguridad Social para jubilarse, más que todos los habitantes del país que no se han retirado.

“De acuerdo con la encuesta, hay más familias hispanas (que las del resto de la nación) que están viviendo en unidades familiares con múltiples generaciones y declaran que la manutención afecta la capacidad de ahorrar para la jubilación”, indicó Roda.

Lo curioso del reporte es que la mayoría de la población hispana local, el 58 por ciento, se considera financieramente cómodo y el 52 por ciento se siente mejor de lo que estaba hace tres años.

¿Qué hacer para revertir el endeudamiento? David Roda destacó que “cada caso es diferente, pero de todas formas recomendamos a todas las personas que dupliquen sus esfuerzos de planificación, ya que existe una correlación fuerte entre buena planificación y administración exitosa”.

“Organizar las finanzas es muy importante. Especialmente ahora, que las tasas de interés están tan bajas, es un buen momento para organizarse y comprar una casa o refinanciar las deudas. También para buscar oportunidades porque la economía es muy compleja ahora y hay muchos programas para ayuda en inversión, educación de los bancos sobre administración, jubilación y mucho más”, recomendó el experto.

Roda señaló que no es necesario pagar por un analista financiero para organizar sus cuentas y evitar que las deudas se incrementen, “en Wells Fargo ofrecemos ayuda sin cargo a los clientes, programas de educación y servicios financieros para ayudar a las personas. También en nuestro sitio web tenemos una guía financiera en español con un variado abanico de información que es muy fácil aprovechar”. (Laura Rivera/Diario Las Americas)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*