A partir del viernes 18 de marzo, la ciudad de Doral estará reforzando la ordenanza del toque de queda para menores de edad.

Cualquier persona menor de 18 años que se encuentre en la calle después de las 11 de la noche durante la semana y la medianoche los fines de semana recibirá una citación.

La ciudad de Doral ha decidido reforzar la aplicación de esta ordenanza – que entró en vigor en el condado de Miami-Dade en 1994 – como una medida de prevención del delito durante la temporada del las vacaciones de primavera.

Según el portavoz del Departamento de Policía de Doral, Luís Martínez, el cuerpo de policía se va a incrementar durante el ‘Spring Break’ para reducir el crimen y mantener a los adolescentes seguros durante la noche.

“Durante el ‘Spring Break’ los muchachos están fuera de clases y los que no tienen actividades ni cosas que hacer se aburren y el aburrimiento puede conducir a la curiosidad y eso a veces lleva al crimen”, dijo Martínez.

La policía estará pidiendo identificación a los jóvenes que sospechan podrían estar en violación a la ordenanza. Si las autoridades determinan que el menor desobedece la ordenanza, será detenido y llevado a una estación de policía donde los padres podrán recogerlos.

En la tercera ofensa, los agentes de policía podrían multar a los padres del menor por lo menos $500.

Hay algunas excepciones a la ordenanza. Los jóvenes que estén acompañados por un adulto de 21 años o que tengan una razón válida para estar por fuera a tardes horas – como por ejemplo un empleo, una emergencia o diligencia familiar – no serán detenidos.

“No queremos crear estadísticas ni crear arrestos. No es cuestión de arrestar es cuestión de prevenir”, asegura Martínez. “Hemos encontrado que es más efectivo prevenir que reaccionar”…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*