Marquez-PacquiaoLa cuarta batalla entre Juan Manuel Márquez y Manny Pacquiao tendrá otros actores que, si bien pasan desapercibidos en lo previo, siempre son los dueños del verdadero protagonismo: los jueces del combate. En una saga de peleas siempre envuelta en las polémicas debido a las críticas luego de conocerse cada resultado, los responsables de digitar los números en las tarjetas inevitablemente estarán en el ojo de la tormenta.

Los jueces elegidos para este sábado parecen otorgar garantías ciertas de que actuarán dentro de lo esperado. Son veteranos en decisiones importantes y con un vasto acumulado de combates cerrados en los que han tenido que definir con su criterio. Adalaide Byrd, de Las Vegas; Steve Weisfeld, de Nueva Jersey, y el inglés John Keane forman el trío de jueces, mientras que el tercer hombre sobre el cuadrilátero será el veterano y confiable Kenny Bayless.

La señora Byrd y Weinsfeld  juzgaron en las tarjetas el combate por el título super welter de la AMB entre Austin Trout y Miguel Ángel Cotto. Byrd firmó una tarjeta de 119-109 (11-1) a favor de Austin Trout mientras que Weisfeld también dio ganador al campeón por 117-111 (10-2).

Byrd, esposa del célebre réferi Robert Byrd, también este año debió juzgar en la victoria de Sergio Martínez sobre Julio César Chávez y firmó una tarjeta de (118-109) para el argentino; mientras que Weinsfeld integró el trío de jueces en la victoria por puntos de Juan Manuel Márquez sobre Serhiy Fedchenko por el título interino superligero de la OMB y anotó una tarjeta de 118-110 a favor del mexicano.

El inglés Keane ha cruzado más de una vez el océano para juzgar combates en Estados Unidos. En junio pasado, tenía adelante a Julio César Chávez Junior (58-56) cuando el mexicano venció por KO a Andy Lee y en la victoria de Devor Alexander sobre Marcos Maidana, marcó en su tarjeta 99-91 a favor del estadounidense.

El único detalle interesante que encontré en sus decisiones más importantes del último tiempo se registra en la pelea que protagonizaron por el título mediano CMB-AMB Andre Ward y Carl Froch. Mientras que los otros jueces vieron ganar a Ward por escaso margen (115-113), Keane le dio la victoria a Ward por 118-110.

De cualquier manera, los tres jueces tienen el suficiente recorrido como para garantizar una justa decisión en caso de una pelea cerrada, como acostumbran Márquez y Pacquiao. Ya en el caso del réferi, Kenny Bayless, su presencia es toda una garantía. A punto de cumplir veinte años de carrera como árbitro, es acertado en sus intervenciones y ha cimentado un prestigio basado en la gran autoridad que ejerce para conducir cada combate.

Bayless, además, conoce muy bien a los rivales de este sábado, ya que debió arbitrar su segunda pelea y ha estado también en otras de sus batallas importantes, como las de Pacquiao ante Shane Mosley y Ricky Hatton o la de Márquez contra Michael Katsidis.

Del lado de los rivales, no han existido voces críticas contra los jueces y réferi designados. Si bien Manny Pacquiao, que viene de una derrota controversial ante Timothy Bradley, en más de una ocasión lo ha recordado en sus declaraciones.

 Optimista Márquez

“Espero que no se repita esa situación”, ha dicho como enviando un mensaje, mientras que Márquez apuntó el hecho positivo de que ninguno de los jueces designados estuvo en ninguna de las tres  refriegas anteriores.

Precisamente la Comisión Atlética de Nevada, para esta ocasión, tuvo mucho cuidado en dejar fuera de las opciones a los jueces que han trabajado en las últimas peleas. Entre ellos, el recordado Burt Clements, que cometió un grosero error en la primera batalla (2004).

En ese combate Márquez cayó tres veces en el primer asalto, pero Clements anotó el asalto 10-7 favorable al filipino, en lugar del 10-6 de los otros jueces. Gracias a ese punto, el mexicano rescató el empate. Clements se disculpó posteriormente por el error, no obstante Márquez ha proclamado siempre que ganó esa pelea.

Tampoco se recurrió a Dave Moretti, Robert Hoyle y Glenn Trowbridge, que trabajaron en la pelea del 2011, y Jerry Roth y Duane Ford, que estuvieron en la del 2008.

La Comisión Atlética de Nevada también dejó fuera de la lista a CJ Ross, por su tarjeta a favor de Timothy Bradley en la decisión dividida que le dio el controversial triunfo sobre Pacquiao cuando todos vieron ganar al filipino.

La elección de los jueces del sábado fue aprobada por los dos equipos y hasta Bob Arum tuvo palabras elogiosas para los dos jueces estadounidenses.

“Weisfeld no se deja intimidar por la multitud, ni tampoco lo hará Adalaide Byrd”, dijo Arum. “Creo que son excelentes jueces”. Por lo tanto, se espera que esta vez no existan polémicas al final del pleito. (AP)

 

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*