Voto hispano Los votantes latinos están cansados del discurso político que domina el panorama nacional y les cataloga solamente como fuerza laboral.

A partir de enero, gracias al nacimiento de la organización 2012 Hispanic Voice (Voz Hispana 2012) se buscará definir una agenda de unidad, de cara a las próximas elecciones de noviembre y coadyuvar con responsabilidad en la recuperación económica del país.

“Debemos unificar formalmente las voces de los hispanos en Estados Unidos, mediante la definición orgánica de una agenda que represente sus perspectivas únicas, en anticipación a la elección presidencial de 2012′, dijo Glenn Llopis, fundador y director ejecutivo del Centro para el Liderazgo Hispano (Center for Hispanic Leadership). “Se trata de presentar un voto ya no solamente valioso sino responsable”.

En esta ciudad se organizó la Primera Asamblea de Voces Hispanas 2012 (2012 Hispanic Voice Town Hall Tour) y sus líderes llevarán el mensaje a otras ciudades importantes del país. El próximo evento será en febrero, en Las Vegas, Nevada.

Las iniciativas del grupo sin fines partidarios tienen el objetivo de que los candidatos presidenciales de ambos partidos escuchen la postura de los latinos, y cambien el enfoque de sus discursos.

“Los lideres políticos no han entendido nuestra cultura porque no la han vivido, y nuestra gente está hambrienta de ser escuchada”, dijo Llopis a AOL Latino. “Somos nosotros mismos quienes debemos desarrollar la influencia para que no nos vean solamente como fuerza de trabajo”.

La mayor parte de los asistentes debatieron sobre una identidad nacional, valores y cultura, en lugar de establecer estrategias y posiciones políticas, aunque se recalcó la urgencia de ayudar a los hispanos a entender la responsabilidad de su voz en el proceso electoral y su capacidad para colaborar en la prosperidad de Estados Unidos.

“Yo sé que mi voto representa poder de cambio, y lo voy a ejercer”, expresó con seguridad, Sandra Sánchez, de 18 años de edad, estudiante de Century High School. “En noviembre ya podré votar, y lo haré por quien mejor represente mis intereses como ciudadana”.

Sánchez dijo que, como latina, le interesan dos temas esenciales: educación e inmigración.

“Si no hay oportunidades de estudio la economía sufre, y también, si no hay reforma migratoria las familias de inmigrantes seguirán siendo separadas”, dijo la joven, cuyos padres emigraron a Estados Unidos de México. “En mis clases de gobierno nos han hablado de la importancia de votar”.

A pesar de que muchos dijeron sentirse frustrados por no ser entendidos ni representados en la política nacional, su sentimiento fue opacado por el sentimiento de que la misma comunidad latina tiene que comprometerse mas y ser políticamente más eficaz.

“Hay que cambiar la imagen de como los hispanos son vistos [en Washington]; tienen que involucrarse mas en el proceso político”, dijo Walter Fawcet, a AOL Latino. “Todos sabemos que hay grandes hispanos que contribuyen a la sociedad y al país, pero no se ven”.

Fawcet expuso que los asuntos principales que la comunidad latina quiere ver resueltos son: trabajos, educación e inmigración.

“Es estúpido que [el precandidato republicano Mitt Rommey] haya dicho que vetaría el Dream Act si llega a la presidencia”, dijo Fawcet, un consejero en tecnología. “Cuando hablan de inmigración ilegal nunca mencionan que todos pagan impuestos, no tienen beneficios, pero sí contribuyen a la economía”.

La necesidad de educar a los votantes hispanos; la ignorancia de otros respecto a quienes son los hispanos en el país; la percepción errónea de esta comunidad que dan a conocer los medios de comunicación y la carencia de personajes modelo a seguir fueron puntos discutidos en la asamblea.

“Lo más importante es que necesitamos despertar al ‘gigante dormido'”, dijo Cora Rivero Jackson, a AOL Latino. “Aunque la mayoría de lideres somos los mismos de hace 20 años, es a los jóvenes [como Glenn Llopis] a quienes les corresponde lograr ese cambio definitivo”.

En efecto, el llamado ‘Gigante Dormido’ como se conoce a la creciente comunidad latina representa actualmente el 16% de la población total en Estados Unidos, – 38% en California (13 millones), con una edad promedio de 18 a 49 años de edad- además de una fuerza económica de compra, a nivel nacional de 1.2 trillones de dólares.

“Hay que hacer valer ese poder; no importa por quien votemos… necesitamos acostumbrarnos a ejercer este derecho”, indicó Edward Callirgos, consejero en bienes raíces e integrante de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés). “Solamente nos hace falta invertir en nuestra propia responsabilidad”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*