New Year A medida que el reloj marque la medianoche del sábado alrededor de mundo, la gente celebrará el comienzo de un nuevo año con fuegos artificiales y fiestas, propósitos y promesas (y una serie de resoluciones que sin duda romperán).

Los primeros en recibir el 2012, (a las 5:00 ET), fueron los habitantes del Pacífico occidental: en Samoa, Tokelau y las Islas Navidad.

Samoa y Tokelau —que históricamente eran los últimos en celebrar Año Nuevo— se deleitaron en ser los primeros en esta ocasión, después de saltar al oeste a través de la línea de hora internacional, perdiendo en el proceso el día 30 de diciembre en su totalidad, en una medida que pretende impulsar el comercio.

Nueva Zelandia fue el siguiente en decir adiós a un año que trajo más que desastres naturales, con fuegos artificiales estallando a través de un manto de niebla para iluminar la torre Sky, de Auckland.

Con asombrosos juegos pirotécnicos sobre el puerto de Sidney, los australianos recibieron el nuevo año.

A partir de ahí, el festejo de medianoche se extenderá hacia el oeste, con fuegos artificiales en Moscú, Londres y otros puntos intermedios.

En Japón, las familias comen un plato de fideos largos para simbolizar el puente de un año a otro. En Laos y Camboya, los templos budistas golpearán sus gongs 108 veces para expulsar 108 tipos de debilidades humana.

Las celebraciones se moverán a través de Europa, donde se espera que más de 250,000 personas acudan a la orilla del río Támesis, en Londres, para ver cómo se ilumina la noche con fuegos artificiales.

Londres tiene muchas razones para ser optimista, porque será la sede de los Juegos Olímpicos de 2012; los fuegos artificiales anunciarán “el año más increíble y emocionante que es probable que veamos en nuestra vida en esta ciudad”, dijo el alcalde de la ciudad, Boris Johnson.

En España, muchos comen una uva con cada campanada en la medianoche: 12 uvas, 12 deseos, la esperanza de 12 meses de buena fortuna.

América del Norte y del Sur serán las últimas regiones en llegar al 2012, con fiestas pequeñas y celebraciones masivas.

Muchos elevarán su copa para brindar por el Año Nuevo. Uno de los eventos más vistos ocurrirá en Nueva York, donde los organizadores estiman que cientos de miles acudan a Times Square y al menos mil millones sintonicen la televisión.

Lady Gaga, Justin Bieber y Drake actuarán esta noche. Pero la verdadera estrella de las celebraciones será una bola de 11,875 libras (cerca de 5,400 kilogramos).

Cuando desciende en medio de una lluvia de confeti, las personas que celebran sujetan a un compañero para bailar con él o darse un beso.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*