Papel PeriodicoLa Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exhortará a los diarios de todo el continente americano a donar papel a los de Venezuela, tal y como han hecho los de Colombia, para ayudarlos a cubrir temporalmente su carencia de material sobre el que imprimir.

“Exhortaré a los diarios de todo el hemisferio, desde Canadá hasta Tierra de Fuego, a que sigan el ejemplo de Colombia y contribuyan a la posibilidad de que los diarios venezolanos puedan seguir existiendo”, dijo hoy a Efe Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de la Libertad de Prensa de la SIP.

En una entrevista en Barbados, donde hoy comenzó la reunión semestral de la SIP, Paolillo anunció que tiene previsto hacer este llamamiento público mañana, sábado, durante la revisión del informe periódico sobre la situación de la libertad de prensa en Venezuela.

Paolillo instó a imitar así la decisión de la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios) de enviar 52 toneladas de papel periódico en calidad de préstamo a diarios colegas venezolanos.

La prensa venezolana tiene dificultades para comprar divisas e importar la materia prima de los rotativos por las restricciones impuestas por el Gobierno de Nicolás Maduro.

La iniciativa de Andiarios es un gesto “simbólico” porque equivale al papel necesario para tan sólo quince días de circulación, pero “interesante”, según la SIP, porque pone al Gobierno de Venezuela en un aprieto, ya que si no deja llegar ese material “se cae la careta”.

“Los camiones de momento aún están en la frontera”, dijo en referencia a la carga detenida mientras las autoridades venezolanas verifican la mercancía en los aspectos sanitarios, documentación de importación y asignación de rutas, unos trámites que se podrían alargar hasta el lunes.

A comienzos de esta semana los camiones con el papel salieron de la ciudad colombiana de Cartagena hacia Venezuela para cubrir temporalmente las necesidades de los periódicos El Nacional, El Impulso y El Nuevo País.

El diario El Nuevo Día, de Puerto Rico, ya ha expresado su solidaridad con esta iniciativa y también ha anunciado que donará otras diez toneladas de papel.

Según la ONG Espacio Público, en Venezuela han dejado de publicarse 13 periódicos y otros 17 han tenido que reducir su extensión.

Para Paolillo, el apoyo de otros medios de la región supondría poner aún más a prueba al Gobierno de Venezuela para ver si continua con su estrategia de “restricciones directas a los periódicos”.

Tras comparar esta situación, “con camiones colombianos recorriendo miles de kilómetros por el norte de Venezuela cargados de papel y con carteles que dicen ‘libertad de prensa'” con “una novela de García Marquez”, Paolillo insistió en que si se unieran muchos otros medios de la región dejaría de ser un “acto simbólico”.

“La cuestión ya no sería de unos diarios de Colombia , que son los vecinos. Si fuéramos todos, de Uruguay, de Argentina, de todos lados, los que enviáramos 4.000 toneladas de papel ya dejaría de ser un acto simbólico”, advirtió Paolillo, para el que es necesario “hacer cosas concretas” más allá de las declaraciones institucionales.

Así, durante la sesión de mañana “la SIP hará un llamado oficial a todos sus socios para que contribuyan igual que los colombianos a que nuestros colegas venezolanos, que hoy están en desgracia, sientan que no están solos y que van a poder seguir existiendo”.

“Porque el riesgo es que no existan más”, alertó a ese respecto, para defender a continuación que en Venezuela “el Gobierno se ha quedado ya prácticamente con toda la televisión de manera directa o indirecta” y ya “no informan de lo que pasa”.

En cuanto a las radios, “cada vez una trata de hacer algo independiente o saliéndose de la línea oficial, se recibe la llamada amenazante”.

“Sólo queda la prensa escrita para expresarse de forma libre y el Gobierno, en lugar de clausurar directamente, como hacían las dictaduras militares de derechas, ha optado por un mecanismo de censura sutil”, acusó

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*