meningitis vacunaUn estudiante de la escuela secundaria Coral Reef Senior High murió de meningitis bacterial en horas de la mañana del viernes en un hospital local donde llegó con sus padres para que fuera atendido de emergencia.

Según autoridades locales, el deceso no tiene ninguna relación con el reciente brote a escala nacional de meningitis fungal que inflama las membranas protectoras que cubren el cerebro y compromete la médula espinal.

El estudiante muerto tenía 18 años y comenzó a sentirse enfermo el miércoles, según explicó el doctor Alvaro Mejía-Echeverry. Al día siguiente, acudió a un centro de cuidado de salud ambulatorio. Fue medicado con antibióticos y le recomendaron que acudiera a un especialista si continuaba sintiéndose indispuesto.

El viernes los padres del joven decidieron llevarlo al hospital debido a que su salud había empeorado. Sin embargo, poco pudieron hacer los médicos para estabilizarlo pues su estado era irreversible.

La noticia sobre la muerte del estudiante puso en alerta a las autoridades y funcionarios de las escuelas públicas del Condado Miami-Dade. En un comunicado de prensa, el portavoz del sistema educativo, John Schuster, lamentó el hecho y dijo que se reforzaron las medidas de prevención y cuidado para evitar la aparición de otros casos.

“Estamos siguiendo todos los procedimientos para salvaguardar la salud de los estudiantes en la escuela”, precisó Schuster. “Cartas del Departamento de Salud han sido enviadas a las familias de los alumnos para que estén atentos ante los síntomas de la enfermedad, y para brindar la atención médica inmediata si esta fuera necesaria”.

Las cartas no mencionaron a los estudiantes que uno de sus compañeros había fallecido.

La meningitis es una infección caracterizada por un comienzo repentino de fiebre, dolor de cabeza y rigidez en el cuello. Generalmente la persona afectada presenta otros síntomas como nauseas y vómitos, agotamiento y erupciones en el cuerpo.

Algunos muchachos que fueron consultados por The Miami Herald identificaron a la víctima como Christopher Valdés, un estudiante alegre y sociable, que amaba jugar al baloncesto y que recientemente tomó clases de preparación para la universidad.

Estudiantes, amigos y compañeros en High Coral Reef Senior expresaron su tristeza y condolencias a la familia por medios de redes sociales como Facebook y Twitter. Los mensajes también instaron a vestirse de negro el lunes como una muestra de solidaridad y respeto.

A mediados del año pasado, un alumno de primer grado de la escuela Beachside Montessori Village, en Hollywood, falleció por complicaciones de meningitis bacterial. En ese momento se enviaron cartas a los padres para que estuviesen al tanto de los primeros síntomas, tales como rigidez muscular y fiebre alta.

El caso de Miami ocurrió tres días después de que las autoridades de salud de la Florida confirmaron la primera muerte en el estado vinculada a la epidemia nacional de meningitis fungal que, a su vez, se desató por la contaminación de un lote de inyecciones de esteroides.

Catorce personas han muerto a causa del brote general en seis estados. En Florida se han registrado nueve casos de la enfermedad dos personas han muerto. Las inyecciones fueron preparadas en un laboratorio farmacéutico en Massachusetts, según investigadores.

Funcionarios del gobierno federal han localizado aproximadamente12,000 de las aproximadamente 14,000 personas que pudieran haber recibido las inyecciones de esteroides. Recientemente advirtieron que los pacientes tendrán que mantenerse en alerta para detectar síntomas de la enfermedad en los próximos meses.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades indicó que aún no está claro cómo se contaminaron las inyecciones o por qué tomó tanto descubrir el problema. Las autoridades están haciendo constantes llamados a los pacientes que recibieron una dosis a partir del 21 de mayo para que se comuniquen con sus médicos u hospitales.

A comienzos de la semana, el gobernador Rick Scott también abordó el tema y confirmó que las autoridades habían contactado a cerca de 700 de 1,185 pacientes que recibieron las medicinas en mal estado en los condados Miami-Dade y Marion, Orange y Escambia.

A finales del 2008 y principios del 2009, un brote de una cepa rara de meningitis tuvo lugar en el sur de la Florida. En ese período al menos cuatro personas fallecieron debido a la enfermedad. (El Nuevo Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*