Juegos de casino Lo que comenzó como un proyecto para limitar los juegos de azar en Florida a través de ciertos centros turísticos, se ha transformado en un gigantesco proyecto de ley que podría extender las máquinas tragamonedas —o incluso casinos— a todos los rincones del Estado del Sol.

Las modificaciones aprobadas por un comité del Senado estatal la semana pasada, permitiría a cualquier instalación de apuestas simultáneas en el estado obtener máquinas tragamonedas si los votantes lo aprueban. Incluso, las tragamonedas podrían instalarse en los cafés Internet, aunque opositores de la medida dicen que es ilegal.

La ley legitimaría y regularía toda clase de juego, mientras que las pistas de carreras en los condados donde se permiten los casinos podrían ampliarse con juegos como el blackjack y los dados. Los impuestos generados por los lugares de juego en el sur de Florida podrían mermar ya que habría más competencia.

“He dejado de decir que no es una expansión, he perdido esa batalla”, dijo la senadora estatal Ellyn Bogdanoff, republicana por Fort Lauderdale

, durante la reunión del comité la semana anterior. “Llámenlo como quieran”.

A los opositores de la medida — los legisladores contrarios al juego, la industria del turismo del centro de Florida y los conservadores sociales y religiosos — los cambios en el proyecto les da armas para oponerse, ya que no se trata sólo de sur de Florida.

“Es la mayor expansión del juego que hayamos visto”, dijo el senador John Thrasher, republicano por Saint Augustine. .

“Ahora sabemos a dónde van”, agregó Thrasher. “No se trata de intentar regular el juego. Se trata de la expansión del mismo”.

Un argumento que Bogdanoff y su homólogo en la Cámara de representantes, Erik Fresen, republicano por Miami, tenían la esperanza de evitar cuando presentaron el proyecto de ley.

Su intención era permitir la creación de tres casinos en grandes centros turísticos con una inversión mínima de $2 mil millones en el sur de Florida y que sería supervisado por una nueva agencia que también velará por los siete “racinos”——combinación de carreras y juego— que existen en Miami-Dade y Broward y los hipódromos, canódromos y frontones repartidos por todo el estado.

El poderoso lobby de las apuestas exige igualdad para los “racinos” en el sur de Florida ya que pagan una tasa impositiva de 35 por ciento en comparación con el 10 por ciento propuesto para los casinos.

La Tribu Seminole le paga al Estado $250 millones al año por el derecho exclusivo de operar sus casinos y apoya el proyecto de los legisladores republicanos que se han dado cuenta que necesitan el apoyo de los demócratas para que el proyecto de ley se apruebe.

“Tenemos que tener igualdad de condiciones para nuestras pistas de caballos y de jai-alai con los nuevos mega-casinos que quiere entrar”, dijo la senadora Maria Sachs, demócrata por Delray Beach, que votó a favor de la legislación. El senador republicano de Viera, Thad Altman votó a favor argumentando que la ampliación era la única forma de tener igualdad.

Como resultado surgió un proyecto de ley ampliado por el comité de Industrias Reguladas del Senado, en una votación de 10-3 la semana pasada que dejó a Fresen y otros colega sin saber qué hacer.

“Me gustaría ser optimista, pero creo que no tenemos los votos para aprobarlo en la Cámara”, dijo Fresen.

Para complicar el debate aún más, hay referendos programados el 31 de enero para permitir tragamonedas en los “racinos” de los condados de Gadsden y Washington —al norte del Estado—— y Palm Beach, y Hamilton quiere celebrar un referéndum similar en el otoño.

One Comment

  1. Hace poco que me diste la driección de tu web, pero con post como este, ya me tienes abonado a las lecturas.Totalmente de acuerdo contigo. No es nada difícil sucumbir a la inercia de rendirse o de echar balones fuera ante cualquier imprevisto, así que el reconocer los fallos personales y sobreponerse, creo que es el camino correcto para superarse y conseguir las metas que nos proponemos.Un saludo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*