**La gente que vivió Katrina está muy nerviosa por las tormentas y un gran número de personas huyó.
La fuerza del huracán Isaac

La furia de Isaac se estrelló de nuevo en el sureste de Louisianacon vientos y lluvias fuertes, generando la primera prueba real a los sistemas de control de inundaciones y servicios de emergencia en Nueva Orleans en el séptimo aniversario del huracán Katrina.

Los meteorólogos advirtieron que Isaac estaba generando oleadas peligrosas y podría provocar inundaciones por las fuertes lluvias durante la madrugada de este miércoles, mientras todos los ojos estaban puestos en el sistema de diques de Nueva Orleans que fue reconstruido y reforzado con un costo de 14 millones de dólares después de que fracasó por el huracán Katrina en 2005.

Cerca de 1.800 personas murieron en Katrina, cuando la mayoría de los diques fallaron y se inundó Nueva Orleans.

“La gente que vivió Katrina está muy nerviosa por las tormentas, y un gran número de personas huyó”, dijo Lynn Magnuson, de 58 años, en un iReport. Agregó que la Lower 9th Ward, que fue golpeada por el huracán de hace siete años, “está muy vacía hasta ahora”.

Issac tocó tierra por segunda ocasión recalada alrededor de las 2:00 am CT cerca de Port Fourchon, a 96 kilómetros al sureste de Nueva Orleans, en el sureste de Louisiana después de golpear primero en Plaquemines Parish a lo largo de la costa y luego tambalearse sobre el mar cerca de la desembocadura del río Mississippi, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) durante la madrugada de este miércoles.

Después del estancamiento a lo largo de la costa, el huracán se desplazaba a unos 12 kph, con vientos sostenidos de 128 kilómetros por hora, dijo el centro.

Funcionarios de manejo de emergencias reportaron el desbordamiento de un dique en un tramo de casi 29 kilómetros en Plaquemines Parish, de Braithwaite a White Ditch, lo cual “dará lugar a importantes inundaciones profundas en la zona”, dijo en un comunicado el Servicio Meteorológico Nacional de Nueva Orleans.

Ese dique no se ha actualizado como parte de las mejoras de protección contra las inundaciones que se produjeron después de Katrina, dijo Billy Nungesser, presidente de Plaquemines a CNN. El dique, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, no forma parte del sistema de diques federal de protección contra huracanes.

El área estaba bajo una evacuación obligatoria, aunque Nungesser dijo que sabe de entre seis y ocho personas que se quedaron a pasar la tormenta. También hay reportes de elevamiento de agua por unos 3.6 metros en algunas áreas. “Si tienen un segundo piso, debe subir”, agregó.

Las condiciones actuales de la tormenta hacen difícil revisar quién más se ha quedado atrás. “Hicimos el esfuerzo cuando Katrina, y lo haremos una vez más para este”, señaló Nungesser.

“Estamos en una fase de agacharse ahora, porque esta tormenta podría estar sobre nosotros por un tiempo con mucho viento y lluvia”, dijo el alcalde de Nueva Orleans Mitch Landrieu.

“Atrincherarse significa agacharse y prepararse para capear”.

Imagen satelital de IsaacIncluso con condiciones más peligrosas probables por venir, la tormenta ya ha causado aumentos significativos e inundaciones en varios lugares, y no sólo los que están directamente en la trayectoria de Isaac. Algunos de unos 3 metros han sido reportados en Shell Beach, Luisiana, y de casi 2 metros en Waveland, Mississippi, según el centro de huracanes.

Estos aumentos probablemente empeorarán, mientras los meteorólogos predicen que los niveles de agua irán en aumento en la costa de Mississippi y Louisiana.

En Biloxi, Mississippi, Alfonso Walker, de 50 años, mantenía una estrecha vigilancia sobre el avance del huracán. Vio como una marejada envió olas que se rompieron sobre el muelle en el Hotel & Casino IP Biloxi.

“Pasé por el huracán Camille en 1969 y Katrina en 2005, donde lo perdí todo”, dijo Walker en un iReport de CNN. “Así que estoy un poco preocupado”.

Los fuertes vientos cruzaron a través de la parroquia, derribaron postes de electricidad y servicios públicos.

Isaac, que comenzó como una tormenta tropical la semana pasada en el Océano Atlántico, mató a casi dos docenas de personas en Haití y la República Dominicana antes de iniciar su viaje a través del Golfo de México.

Este martes, Isaac fue clasificado como un huracán de categoría 1. Es significativamente más débil que la categoría 3 de Katrina, aunque los meteorólogos advierten que es capaz de causar inundaciones significativas.

“No hay evidencia de ningún rebase (en el agua de canales)”, dijo el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu. “Tenemos plena confianza en los diques”. Aún así, él y otros oficiales no querían correr ningún riesgo.

El alcalde dijo en Twitter que cerca de 1,000 soldados de la Guardia Nacional y más de 2,900 agentes del orden están en la ciudad listos para abordar las cuestiones relacionadas con la tormenta.

Al menos 438,150 consumidores de energía eléctrica se quedaron sin servicio en Arkansas, Lousiana y Mississippi, mientras Isaac pasa por la región, indicó la compañía de energía Entergy.

Un puñado de residentes también fueron evacuados después de que varios árboles arrancados por el viento chocaron contra varias casas.

Isaac provocó el cierre de tres aeropuertos, en Nueva Orleans; Gulfport Biloxi, Mississippi, y Mobile, Alabama; y cancelaciones de alrededor de 1,500 vuelos, de acuerdo con funcionarios de la aerolínea y el aeropuerto. Los principales puertos de la costa del Golfo y el río Mississippi también han cerrado, según la Guardia Costera.

Amtrak suspendió su servicio de trenes hacia y desde Nueva Orleans este miércoles debido a Isaac.

Las empresas también se paralizaron. Cincuenta y dos tiendas Wal-Mart y SAM’S Club en Louisiana y nueve en Mississippi estaban cerradas martes, dijo su compañía matriz.

En Mississippi, más de 1,800 personas se alojaban en 33 albergues ubicados en 16 municipios, de acuerdo con la agencia estatal de manejo de emergencias.

La Comisión Reguladora Nuclear dijo que iba a enviar más inspectores a dos plantas nucleares en Louisiana, como la eléctrica Entergy que ha planeado un “apagón controlado” de uno de ellas comenzando la tarde de este martes.

Los analistas dijeron que las compras de pánico habían terminado y que el daño a las refinerías de petróleo e infraestructura a lo largo de la costa del Golfo por Isaac era poco probable y que fuera duradero. (CNN)

Contenido Relacionado: http://www.surflorida.com/p/huiaracan-isaac-llega-a-new-orleanns-esta-madrugada/

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*