El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, levantó la orden de evacuación que afectaba a la ciudad, tras haber pasado la tormenta Irene que siguió su rumbo hacia Boston y Washington.Levantada la alarma en NY

La ciudad de Nueva York respiraba hoy aliviada después de que “Irene” pasara por ella convertida ya en una tormenta tropical que, pese a llegar con fuertes vientos y dejar contundentes precipitaciones y numerosas inundaciones, no provocó ninguna víctima mortal ni heridos de gravedad en la Gran Manzana.

“Lo peor ha pasado”, sentenció el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, en su primera comparecencia de este domingo, en la que reconoció que lo peor que “Irene” ha causado son inundaciones en los cinco barrios de la ciudad, aunque es “todavía muy pronto” para evaluar sus daños concretos.

Bloomberg lamentó “las graves consecuencias” de esas inundaciones, así como de la caída de cientos de árboles y los cortes al suministro de electricidad producidos en numerosos puntos de la ciudad, aunque se reconoció “aliviado y agradecido” porque el temporal no ha dejado “ningún muerto ni ningún herido”.

“Como anticipamos, ‘Irene’ ha dejado numerosas inundaciones en los cinco barrios de la ciudad y ahora esperamos que, con las horas de marea baja, las zonas inundadas se recuperen a medida que pasen las horas”, indicó el alcalde, quien detalló que una de las áreas más afectadas fue el Bajo Manhattan, donde las aguas del Hudson y el East River sobrepasaron las contenciones e inundaron las calles.

Igualmente habló de considerables inundaciones en Staten Island, donde hoy se rescataron a 64 personas amenazadas por la crecida del agua, así como de desperfectos en playas de esa misma zona, de Brooklyn -donde una de sus autopistas estaba inundada- y de Queens, además del Bronx, “donde hay playas y parques cubiertos de agua”.

 

 

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*