Agentes federales están investigando a Richard L. Steinberg, representante de la Cámara de la Florida, por enviar una serie de mensajes de texto insinuantes y acosadores a una fiscal de Miami casada, muestran los registros de la corte.

Las decenas de mensajes, enviados durante el curso de más de tres meses durante el otoño pasado, fueron enviados desde un teléfono que usaba un software para encubrir el número. La víctima, la fiscal federal adjunta Marlene Fernández-Karavetsos, le suplicó repetidamente al remitente anónimo que la dejara tranquila.

Cuando los investigadores del Servicio Secreto de Estados Unidos rastrearon el nombre de usuario de Yahoo! “itsjustme24680”, éste los condujo hasta un teléfono y una cuenta doméstica de internet inscrita a nombre de Steinberg, un ex comisionado de Miami Beach a quien Fernández-Karavetsos conocía sólo a través de círculos profesionales..

El miércoles en la noche, Steinberg —en respuesta a una solicitud de comentarios por parte de The Miami Herald— reconoció en un correo electrónico que él estaba detrás de los mensajes.

“Reconozco y asumo plena responsabilidad por enviar mensajes inapropiados y no solicitados a la señora Marlene Fernández-Karvetsos, a la que conozco desde hace más de 15 años. Lamento profundamente y pido excusas de todo corazón por la falta de respeto que he tenido para ella, su esposo y mis electores”, dijo por intermedio de un portavoz..

“Lo que es más importante, las palabras no pueden expresar cuán apenado estoy con mi esposa, por la falta de respeto que he tenido para ella, y toda mi familia”.

Según una orden de registro presentada a fines de este mes en el tribunal de circuito de Miami-Dade, Steinberg es sospecho de cometer acoso, un delito menor de primer grado sancionable con hasta un año de cárcel. No estaba claro el miércoles si los investigadores han encontrado evidencia de mensajes inapropiados a otras mujeres.

Steinberg, de 39 años, no ha sido acusado. Estaba en Tallahassee el miércoles por la Sesión Legislativa del 2012.
Los votantes eligieron Steinberg, un demócrata, a la Cámara en el 2008, después de pasar siete años como comisionado en Miami Beach. Es hijo del ex senador del estado de la Florida Paul B. Steinberg.

Steinberg, abogado desde 1998, está casado y tiene un hijo.

Fernández-Karavetsos, de 37 años, trabaja en la unidad de litigios generales de la oficina de la fiscalía federal en Miami. Está casada con el fiscal federal George Karavetsos, de 39 años, que dirige la sección de la oficina de narcóticos.

La pareja no quiso hacer comentarios.

Después que los investigadores verificaron que Steinberg, según parecía, había accedido a la cuenta de Yahoo!, volvieron a hablar con Fernández-Karavetsos. Esta “confirmó que conoce al sujeto de una manera profesional y no íntima … [ella] indicó que los mensajes le han causado una considerable angustia emocional y que no responden a ningún propósito legítimo”, según la orden de allanamiento.

 

La investigación comenzó en agosto, cuando Fernández-Karavetsos informó de los mensajes de texto a las autoridades. Enviados desde el nombre de usuario “itsjustme2468”, los mensajes alcanzaron un tono espeluznante.
“Sexxxy mama?”, decía el primero.

“¿De qué lo conozco a usted?”, replicó Fernández-Karavetsos.

El remitente se negó a identificarse.

“Déjeme tranquila”, respondió ella.

“¿Esa es la manera de tratar a un amigo? LOL”, contestó el remitente.

Fernández-Karavetsos, madre reciente, trató de bloquear al remitente, pero en vano.

Durante las semanas siguientes, el redactor de textos anónimos le envió en repetidas ocasiones que incluían: “¿Cómo va la maternidad?”, y “¿estás pudiendo dormir?”, y le preguntaba por el bienestar de su hijo recién nacido, cuyo nombre incluso mencionaba.

Fernández-Karavetsos le pidió reiteradamente al remitente que dejara de enviarle mensajes de texto, o que se identificara.

“Teniendo en cuenta que ambos somos padres casados​​, me parece que lo mejor es que no conteste esto en este momento”, respondió la persona.
Fernández-Karavetsos proporcionó a los investigadores imágenes de pantalla de los intercambios de textos desde su teléfono.

De acuerdo con la orden de registro, el número de teléfono real del remitente no aparecía en el dispositivo de identificación de llamada del destinatario.
Ricardo Arias, detective de Miami Beach, que ha sido asignado al Grupo de Trabajo de Delitos Electrónicos del Servicio Secreto, descubrió que el número que aparecía pertenecía al servicio de mensajería de Yahoo!. La cuenta, que se abrió en el 2009, estaba inscrita con un nombre falso: “Mr. Just Me”.

Una citación judicial reveló que durante el período de tiempo en se enviaron los mensajes a Fernández-Karavetsos, la cuenta de Yahoo! Fue accedida desde una cuenta de Internet de Atlantic Broadband inscrita a la dirección de la vivienda de Steinberg, un condominio de South Beach que es propiedad del político.

Otro dispositivo también accedió a la cuenta de Yahoo! a través de una cuenta de Sprint/Nextel inscrita a nombre de Steinberg a través de su oficina de abogado en la cuadra de los 700 de Arthur Godfrey Road, en Miami Beach, dijo la orden de allanamiento.

El teléfono celular de Steinberg es Sprint, de acuerdo con su correo de voz.

La orden, presentada a finales del mes pasado en la corte de circuito de Miami-Dade y firmada por un juez, fue emitida para que Yahoo! Entregara todos los registros relacionados con la cuenta. La policía de Miami Beach refirió las llamadas al Servicio Secreto de Estados Unidos, que no respondió a las llamadas telefónicas de The Miami Herald.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*