InmigrantesUn borrador de ley de reforma migratoria que ha elaborado la Casa Blanca, publicado por el diario USA Today, contempla que los inmigrantes indocumentados puedan convertirse en residentes permanentes en ocho años.

Según la fuente, los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, la mayoría de origen latinoamericano, podrán solicitar primero una nueva visa llamada Lawful Prospective Immigrant, que les permitirá estabilizar su situación y comenzar el proceso de regularización.

Una vez aprobada esta nueva visa, que tendría una duración de cuatro años y se puede volver a solicitar una vez caducada, el beneficiario podrá conseguir que su esposa e hijos que viven en el exterior tengan derecho al mismo estatus.

Además, las personas que obtengan este visado podrán salir y entrar a Estados Unidos por cortos períodos de tiempo.

Quedarán fuera de este proceso aquellos inmigrantes indocumentados que tengan antecedentes de penas de prisión en Estados Unidos e incluso en el extranjero.

Tras ocho años, los que hayan entrado en el proceso podrán conseguir la residencia permanente o green card, siempre que paguen sus impuestos y hayan aprendido inglés.

Una vez cumplidas estas condiciones, el camino a la ciudadanía quedará despejado.

El texto fue entregado al diario por un funcionario del Gobierno estadounidense, quien aseguró que se ha distribuido a varias agencias federales, y se filtra en plenos esfuerzos de demócratas y republicanos en el Congreso por conseguir una propuesta de ley bipartidista.

El borrador incluye varios de los puntos propuestos por un grupo de ocho senadores demócratas y republicanos a finales de enero, como la necesidad de que el proceso de regularización se inicie solo tras un chequeo de antecedentes criminales, registrarse y pagar tarifas para obtener la visa.

El plan también destinaría más fondos a la seguridad fronteriza, como piden los republicanos, y requiere que, cuatro años después de la entrada en vigor, todas las empresas verifiquen el estatus migratorio de sus empleados. (EFE)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*