Cabello y ChavezLo que era un secreto a voces tuvo que ser confirmado por el propio Hugo Chávez. Su cáncer no está curado y su salud es precaria. Más allá del anuncio, lo trascendente ha sido el anuncio de designar a su sucesor presintiendo lo peor.

Este es quizás es el episodio más culminante de la enfermedad de Chávez, al admitir públicamente que puede quedar incapacitado, pidiéndole a sus partidarios que si algo pasa voten por Nicolás Maduro, su canciller desde hace 6 años.

Este anuncio tan estridente ha generado un mar de especulaciones en Venezuela.

Dentro del gobierno, a pesar de la solicitud de Chávez proponiendo a Maduro como su sucesor, el verdadero hombre fuerte es Diosdado Cabello, quien es el presidente de la Asamblea Nacional y portador de poder económico y político.

De hecho hace casi un año, Cabello se impuso en contra de la voluntad del propio Chávez como presidente de la Asamblea Nacional. Esa posición tiene una importancia capital porque en caso de ausencia absoluta, es quien asume la dirección del país hasta que se convoquen elecciones.

Por ahora, a pesar de lo prematuro, es inevitable que se desarrolle una lucha interna solapada y una vez concluidas las elecciones regionales y se conozca el resultado de la intervención de Chávez.

Oposición a la expectativa

A la oposición esta noticia no le ha sorprendido, se presumía la gravedad de Chávez y también la sucesión de Maduro, pero le toma en una nueva batalla electoral que hasta el momento resultaba cuesta arriba.

Sin embargo, la coyuntura ha abierto las compuertas dando por descontado que Chávez no regresará y que lo más probable es que en el primer trimestre del próximo año habrá elecciones y ya se habla de Henrique Capriles como probable abanderado, pero con toda seguridad no será el único, sobre todo porque en el seno interno asumen que éste renunció al liderazgo nacional para concentrarse en lo regional.

Sin duda surgirán otros nombres.

Como dicen en Venezuela, es cuestión de horas para que se desaten los espíritus políticos, tanto del gobierno como de la oposición.

Las próximas horas serán vitales para que el confuso panorama venezolano se vaya decantando, sin descarta que de pronto aparezca de nuevo Chávez erigiéndose como una figura inmortal (ImagenPress)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*