El presidente Barack Obama y su familia honraron este lunes, al igual que muchos otros lideres en todo el país,  el legado del asesinado líder de los derechos civiles Martin Luther King hijo.

Los Obama participaron en un servicio comunitario en Washington para homenajear a King, además de que este año se pudo celebrar por primera vez el Día de Martin Luther King en su monumento que fue inaugurado en agosto pasado.

El monumento celebra los ideales defendidos por King. Una estatua de nueve metros muestra a King como una “roca de esperanza” emergiendo de “una montaña de desesperación”, en un diseño inspirado por su famoso discurso “Yo tengo un sueño”.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*